• Home
  • Quienes Somos
  • Cuestionarios
  • Comentarios
  • Galería
  • Documentos
  • Contacto

  • Copyright © 2005 La Tierra y su Entorno. All rights reserved Andrés Silva Kewitz

    La Tierra y su entorno es marca registrada .

    Nuestros agradecimientos a:

    Lenovo Chile

    Observatorio Europeo Austral

    Intel

    Universidad San Sebastián

    Círculo Astronómico

    Actualidad Espacial

    º Jorge Ianiszewski

    º Roderick Bowen

    º Club Científico de Peñalolén

    º Telescoperos Ricardo Gonzalez

    º Club astronómico Aldebarán

    º Club Caylo

    º Luis Bravo ( Syncro)

    º Willy Stern W.

    º José Luis Cárdenas

    º Ilustre Municipalidad de Buin

    º RTBuin

    º Ilustre Municipalidad de Valparaíso

    º Ilustre Municipalidad de Casablanca

    º Ilustre Municipalidad de Quillota

    º Ilustre Municipalidad de Viña del Mar

     


    Preguntas y respuestas sobre el Cosmos

  • Ver video promocional 1
  • Ver video promocional 2

     

    ¿Se formó la Tierra al mismo tiempo que el Sol?

    Si, la Tierra junto con los demás planetas se formó al mismo tiempo que el Sol hace 4.600 millones de años. Se cree que el planeta Plutón y su luna Caronte no se formaron junto con los demás planetas sino que vinieron desde fuera del Sistema Solar.

    ¿Como se formó la Tierra?

    La Tierra en sus orígenes era una bola de fuego debido a que se formó a partir del  mismo gas de Hidrógeno que dio lugar al Sol. Era algo así como un sol pequeñito. En sus primeros años de formación fue impactada por asteroides y rocas que estaban a la deriva en los alrededores. Estos cuerpos ricos en metales eran atraídos por la gravedad de la Tierra y se depositaban en su interior. El planeta comenzó a enfriarse poco a poco y los minerales existentes en su interior comenzaron a salir a la superficie y así formaron la corteza terrestre.
     
                                                                                                                 
    ¿A que distancia está la Tierra del Sol? ¿Que pasaría si estuviera más lejos o más  cerca de él?                                          

    La Tierra está a 150 millones de kilómetros del Sol. Si estuviera más lejos el planeta sería muy frío, como Marte, y si estuviera más cerca, su temperatura sería muy elevada como ocurre en Venus. En ambos casos no sería posible la existencia de la vida como nosotros la conocemos.

    ¿Dónde se forman los elementos que existen en la Tierra tales como el Fierro, el Cobre, el Plomo y demás metales?

    Estos metales a igual que todos los demás que existen en la Tierra se forman en las  estrellas y no en la Tierra como se suele creer. Esto es posible debido a la alta temperatura existente en el interior de las estrellas que es de unos 15 millones de grados. En estas condiciones los átomos de Hidrógeno y de Helio se van transformando en metales con el paso del tiempo.  

    ¿El Sol y la Tierra son casi del mismo tamaño?

    No, el Sol es 1.3 millones de veces mas grande que la Tierra y tiene 1.300.000  kilómetros de diámetro. La Tierra tiene casi 13.000 kilómetros de diámetro, solo el 1 % del diámetro del Sol.

    ¿Cuándo y cómo terminará el Sol y todos los planetas del Sistema Solar?

    Esto ocurrirá en unos 10.000 millones de años. El Sol comenzará a agotar su combustible que es el Hidrógeno y se expandirá hasta la órbita del planeta Marte. Ahí explotará, y junto con él todos los planetas del Sistema Solar. Los restos del Sol, la Tierra y los demás planetas quedarán a la deriva en el espacio y sus fragmentos serán atraídos por otros planetas en formación en algún lugar de nuestra Galaxia, la Vía Láctea, o más allá de ella.    

    ¿Por qué siempre vemos la misma cara de la Luna desde la Tierra?

    Los cuerpos que orbitan - sean luna y planeta, planeta y estrella, o incluso pares de estrellas - evolucionan hacia un estado orbital que requiera la mínima energía. Plutón y su luna, Caronte, son un buen ejemplo: cada uno muestra la misma cara al otro todo el tiempo. Que nuestra vista de la Luna nunca cambie es evidencia de que el mismo proceso ha comenzado aquí también. La Luna siempre nos muestra la misma cara porque la gravedad de la Tierra ha frenado la velocidad de rotación de la Luna. La Luna tarda tanto en rotar una vez sobre su eje como en completar una órbita alrededor de la Tierra (ambos son aproximadamente 27.3 días terrestres). En otras palabras, la Luna rota cada día lo suficiente para compensar el ángulo que se ha desplazado alrededor de la Tierra.
    La fuerza gravitatoria entre la Tierra y la Luna altera la energía rotacional de ambos cuerpos. Nosotros vemos el efecto de la Luna en las mareas oceánicas. De forma similar, la gravedad terrestre crea una protuberancia detectable, una marea de tierra de unos 20 metros en la Luna. Posiblemente, dentro de miles de millones de años, la Tierra y la Luna seguirán mostrándose las mismas caras, como si bailaran, aunque el Sol podría antes convertirse en una gigante roja, destruyendo la Tierra y la Luna en su expansión.

    ¿Por qué la Luna tiene fases?

    La luna tiene fases porque orbita alrededor de la Tierra, lo cual hace que la  parte que vemos iluminada cambie. La luna tarda 27.3 días en dar una vuelta alrededor de la Tierra, pero el ciclo de fases lunares (de Luna nueva a Luna nueva) es 29.5 días. La Luna pasa los 2.2 días extra "persiguiendo" a la Tierra porque ésta se desplaza unos 30 millones de kilómetros alrededor del Sol durante el tiempo que la Luna necesita para completar una órbita alrededor de la Tierra.
    En la fase de Luna nueva, la Luna está tan cerca del Sol en el cielo que ninguna parte de la cara que muestra a la Tierra está iluminada. En otras palabras, la Luna está entre la Tierra y el Sol. En cuarto creciente la Luna medio iluminada está en el punto más alto del cielo a la puesta de Sol, y se pone unas seis horas más tarde. En Luna llena, la Luna está detrás de la Tierra respecto al Sol. A medida que el Sol se pone, la Luna sale con la cara que apunta a la Tierra completamente expuesta a la luz del Sol.
    Tú mismo puedes crear una simulación de la relación entre el Sol, la Tierra, y la Luna usando una lámpara, un balón de fútbol y una pelota de tenis. Marca un punto en el balón de fútbol, el cual te representa a ti como un observador en la Tierra, y juega con varias alineaciones de la Tierra y la Luna delante de la luz de tu Sol (la lámpara).

    ¿Cuál es la diferencia entre un solsticio y un equinoccio?

    Cuatro días en el calendario anual - dos solsticios y dos equinoccios - marcan los comienzos de las cuatro estaciones. En los extremos están los solsticios de invierno y verano, con los equinoccios vernal y otoñal ocupando los puntos medios. Los solsticios y equinoccios marcan también cuatro importantes puntos en la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Es precisamente la posición de la Tierra en su órbita, y la orientación de su (inclinado) eje de rotación en estos puntos de su órbita, lo que define las estaciones.
    Los solsticios están separados seis meses y marcan los días en que los hemisferios norte y sur reciben su máxima (verano) o mínima (invierno) luz solar. En el sur, el solsticio de invierno, usualmente alrededor del 21 de Junio, es el día más corto del año; el solsticio de verano, seis meses más tarde, es el día más largo del año. Los dos equinoccios ocurren más o menos en el punto medio entre los solsticios: el equinoccio de otoño en Marzo y el equinoccio de primavera en Septiembre. En estos momentos, el día y la noche tienen aproximadamente igual duración.
    Los solsticios y los equinoccios fueron muy importantes para las antiguas culturas agrarias, puesto que sus observaciones advertían de cambios en las condiciones meteorológicas. Por ejemplo, el solsticio de primavera indica el comienzo del buen tiempo.

    ¿Cuál es la probabilidad de que la Tierra choque con un cometa o asteroide?

    Bastante pocas en un futuro inmediato –quizás una en 10,000- pero en un periodo de miles o millones de años, un gran impacto es algo bastante probable. Los viejos cráteres de la superficie de la Tierra son prueba de que objetos de gran tamaño han chocado con la Tierra en el pasado, y no hay por qué pensar que no seguirán haciéndolo en el futuro.
    La probabilidad de un impacto depende del tamaño del objeto: cuanto más grande sea el cometa o asteroide, menor la probabilidad, porque hay muchos más objetos pequeños que grandes. Todos los días, una gran cantidad de desechos –la mayoría del tamaño de granos de arena- golpean la atmósfera de la Tierra y se queman. Son las “estrellas fugaces” que se ven por la noche. Algunas rocas más grandes sobreviven el descenso por la atmósfera; algunos de estos “meteoritos” pueden verse en los museos. Los objetos verdaderamente peligrosos, lo bastante grandes para provocar una catástrofe regional o global con su impacto, pueden aparecer cada cientos de miles de años. Por eso, la probabilidad anual de que un objeto así se estrelle contra nosotros es más o menos de 1 en 300,000 –nada preocupante.
    Muchos científicos creen que un asteroide muy grande (de unas seis millas de diámetro) se estrelló contra la Tierra hace 65 millones de años cerca de la península de Yucatán en México. El impacto provocó condiciones catastróficas en todo el planeta, con espesas nubes de polvo y cenizas que hicieron que las temperaturas se precipitaran, y que causaron la extinción de los dinosaurios y de la mayoría de la vida terrestre.

    La trayectoria que la Tierra sigue en su órbita alrededor del Sol está llena de incontables trozos de desechos. A diferencia de los dinosaurios, nosotros disponemos de los medios para localizar los más grandes de estos objetos. Conocidos en inglés con el acrónimo NEOs
    (Near-Earth Objects) podemos también calcular sus órbitas, y ver si se nos acercarán alguna vez. Actualmente, hay varios telescopios que observan el cielo en busca de ellos.

     ¿Cómo se midió por primera vez el tamaño de la Tierra?

    La circunferencia de la Tierra se midió por primera vez con precisión hace más de 2.000 años por el astrónomo griego Eratósthenes, quien vivía en aquel tiempo en la ciudad egipcia de Alejandría. Él había oído que en la cercana ciudad de “Syene” el Sol llegaba a mediodía hasta el fondo de pozos muy profundos todos los años en el mismo día, indicando que el Sol estaba en el cenit en “Syene”. Sin embargo, en Alejandría, la luz del Sol nunca llegaba al fondo de los pozos, si no que sólo iluminaba sus paredes.
    Eratósthenes razonó que la diferencia en el ángulo de la luz solar se debía a la curvatura de la superficie de la Tierra, y midiendo este ángulo, relacionó la distancia entre Alejandría y “Syene” con la dimensión total del Globo.
    El día que el Sol iluminaba el fondo de los pozos en “Syene”, Eratósthenes midió la posición del Sol en el cielo sobre Alejandría. Estaba separado del cenit siete grados, indicando que “Syene” estaba a siete grados de Alejandría sobre la esfera terrestre. Puesto que siete grados es aproximadamente 1/50 de un circunferencia completa (360 grados), Eratósthenes multiplicó la distancia de Alejandría a”Syene”, que se creía en torno a 830 Km. (515 millas), por 50. El resultado de su cálculo fue 41.600 Km. (26.000 millas), que es solo un cinco por ciento diferente del valor aceptado hoy en día de 39.842 Km. (24.901 millas).

      ¿Cuán rápido se mueve la Tierra a través del espacio?

    Para empezar, la Tierra está rotando sobre su eje una vez al día. Aquellos que viven en latitudes intermedias del planeta, incluyendo los Estados Unidos, Europa y Japón, se mueven a casi 1.600 kilómetros por hora. La velocidad es mayor en el ecuador y menor en los polos. Además de la rotación diaria, la Tierra orbita el Sol a una velocidad promedio de 107.200 km/h, o unos 30 kilómetros por segundo.
    Estas velocidades quizás parezcan un tanto lentas si las comparamos con la de la sonda Mars Pathfinder que viajó hasta Marte a casi 120.000 km/h. Pero, el Sol, la Tierra, y el Sistema Solar completo también están en movimiento, orbitando alrededor del centro de la Vía Láctea a 225 kilómetros por segundo. Incluso a esta gran velocidad, nuestra vecindad planetaria tarda alrededor de 200 millones de años en completar una órbita, prueba de lo vasta que es nuestra galaxia.
    ¿Estás ya enredado y confuso? Espera y verás. La Vía Láctea también se mueve en la inmensidad del espacio intergaláctico. Nuestra galaxia pertenece a un cúmulo de galaxias cercanas, el Grupo Local, y nosotros estamos acercándonos tranquilamente al centro del cúmulo a 40 kilómetros por segundo.

    Si esto no es suficiente para hacerte sentir que mereces una multa por exceso de velocidad intergaláctica, considera que, junto con nuestros primos del Grupo Local, vamos disparados a la increíble velocidad de 560 kilómetros por segundo hacia el cúmulo de Virgo, una enorme colección de galaxias que está a unos 45 millones de años luz de nosotros.

    ¿Qué provoca las auroras?

    Las famosas auroras, Boreal y Austral (Borealis y Australis para los amantes del latín), se producen por la acción de partículas de alta energía que llegan a la atmósfera provenientes del Sol. Al acercarse a nuestro planeta, estas partículas interaccionan con el campo magnético terrestre, el cual las canaliza hacia los polos magnéticos norte y sur.
    Allí, son aceleradas hacia abajo, y al llegar a altitudes en el rango entre 80 y 720 km (de 50 a 450 millas), las partículas colisionan con átomos de la alta atmósfera, produciendo gases excitados. Estas sábanas de luces pueden tomar muchos colores bonitos, y a menudo duran horas, danzando con gracia en los cielos polares.
    La Tierra no es el único planeta en el que ocurren auroras; imágenes recientes de la sonda Galileo, en órbita alrededor de Júpiter, muestran claramente masivas auroras de varias veces el tamaño de la Tierra en las capas altas de la atmósfera joviana. A medida que estudiemos otros planetas en mayor detalle, más y más misteriosas y espectaculares escenas serán descubiertas.

    ¿Por qué la Luna parece mayor en el horizonte?

    La "ilusión de la Luna", cuando la Luna parece mayor de lo normal al estar cerca del horizonte, no es el resultado de una magnificación por la atmósfera o un cambio en la distancia entre la Tierra y la Luna. Por lo contrario, la respuesta es completamente relativa.
    La mayor parte del tiempo vemos la Luna situada alta en el cielo entre miles de estrellas. Nuestro sentido del tamaño de la Luna está basado normalmente en su comparación con el vasto panorama del espacio exterior.
    En cambio, cuando la Luna está recogida junto al horizonte, la vemos rodeada por un conjunto de objetos terrestres que nos son familiares en primer plano: árboles, edificios o vallas distantes. En comparación con todos estos objetos cotidianos, el brillante disco de la Luna llena aparece realmente grande, y relativo a nuestra sensación "normal" del tamaño de la Luna, mucho más grande de lo que esperaríamos.

    ¿Qué son las manchas solares?

    Las manchas solares son regiones de la superficie visible del Sol, o “fotósfera,” donde hay gases atrapados por los campos magnéticos. El material más caliente que sube del interior del Sol no puede penetrar los fuertes campos magnéticos (unas 10,000 veces más fuertes que el de la Tierra), y por eso no puede alcanzar la superficie. Estas áreas magnéticas se enfrían (de 5,500 a 3,750 C)), así que no brillan tanto como el resto de la fotósfera. En realidad, las manchas solares son bastante brillantes, pero aparecen como manchas oscuras en contraste con el entorno, mucho más brillante.

    Las manchas solares tienen estructuras complejas, causadas por la geometría de los campos magnéticos. La zona más oscura, la “umbra,” es donde el campo magnético es más fuerte. Alrededor de los bordes de la mancha solar, el campo se debilita, por lo que esta “penumbra” es un poco más brillante y tiene vetas radiales. A veces, hay “puentes ligeros” que cruzan la umbra, como las chispas que saltan de una bujía.
    El número de manchas solares visibles en la superficie del Sol varía de un máximo a un mínimo, consecutivamente, durante unos 11 años, lo que se llama “ciclo de manchas solares.”

    ¿Pueden las erupciones solares y las manchas solares afectar a la Tierra?

    Mientras que nunca se ha encontrado una conexión directa entre las manchas solares y sucesos terrestres, como la bolsa, si se han encontrado asociaciones entre la actividad solar (indicada por el número de manchas) y cambios climáticos en la Tierra. Por ejemplo, "el mínimo de Maunder", un periodo en el que se registró un número extremadamente bajo de manchas solares en el siglo XVI, coincidió con un periodo de muy bajas temperaturas en todo el mundo, conocido como la "pequeña era glacial".
    Una relación aun más directa existe en cambio para las erupciones solares, que a menudo provocan un tanto de agitación en la Tierra. Estas cortas e intensas explosiones de partículas de alta energía y radiación provenientes del Sol han, en varias ocasiones, frito los circuitos de satélites artificiales, interrumpido comunicaciones por radio y televisión, e incluso provocado la caída de la red de energía eléctrica en Québec. Debido a su proximidad con el polo norte magnético, que guía los chorros de partículas hacia el suelo sobre el Ártico, Canadá y los Estados Unidos son particularmente susceptibles a los efectos de las erupciones solares. Por ello, considerables esfuerzos han sido dirigidos a predecir y detectar estos eventos.
    De todos modos, erupciones solares y manchas solares tienen generalmente un efecto muy pequeño sobre el ciudadano de a pie. Solamente en casos muy raros se producen las tremendas erupciones que son capaces de producir cortes eléctricos de importancia.

    ¿Qué produce las mareas?

    En su mayor parte, la subida y bajada de las mareas está causada por la influencia gravitacional de la Luna. La gravedad lunar tira de la superficie del océano hacia arriba, creando una protuberancia en el agua - marea alta. Los lugares en la Tierra perpendiculares a la línea Tierra - Luna experimentan en cambio marea baja..
    Pero ése no es fin de la historia. El Sol también arrastra los océanos terrestres, aunque en menor medida. Cuando ambos, el Sol y la Luna, están alineados con la Tierra, como ocurre cuando hay Luna nueva o llena, la combinación de sus efectos produce mareas más altas de lo normal, llamadas mareas de primavera. Por lo contrario, cuando el Sol está situado en ángulos rectos respecto a la Tierra y la Luna, como en cuarto menguante o creciente, la influencia gravitatoria del Sol trabaja en contra de la Luna, y se produce una marea inusualmente baja, o marea muerta.

    ¿Fue realmente un asteroide lo que provocó la extinción de los dinosaurios?

    La verdad sobre la desaparición de los dinosaurios puede que nunca se llegue a resolver completamente, pero diferentes evidencias han convencido a la mayor parte de los científicos de que la razón más probable fue un asteroide de 13 kilómetros de ancho que se estrelló con la Tierra hace 65 millones de años, cerca de lo que hoy en día es la península de Yucatán. Explotando en el impacto, la monstruosa roca produjo un cráter de más de 280 kilómetros de anchura, enormes olas de marea y devastadores vientos huracanados. Además, el polvo que levantó la explosión habría oscurecido el cielo durante un periodo entre tres meses a un año, devastando la vida animal y vegetal en todo el globo.
    La principal evidencia que apoya la teoría es una capa delgada de arcilla rica en iridio y con unos 65 millones de años de antigüedad que se encontró en docenas de sitios en todo el planeta. El iridio es extremadamente raro en la Tierra, pero común en meteoritos. Además, análisis de otras muestras de rocas del mismo periodo indican que fueron expuestas a calor y presión extremos, como ocurriría en el impacto de un asteroide, y existe un enorme cráter en México que tiene unos 65 millones de años.
    A pesar de todo, la discusión está lejos de cerrarse; muchos paleontólogos señalan que los dinosaurios - y muchas otras formas de vida - ya estaban desapareciendo antes de las extinciones masivas hace 65 millones de años. Las temperaturas del planeta y el nivel del mar habían estado bajando durante millones de años. Los animales de mayor tamaño debían haber notado estos efectos. Los estratos rocosos de dicho periodo muestran también evidencia de una extensa actividad volcánica, que podría haber causado una mortal nube de polvo en todo el planeta  y elevados niveles de iridio.
    Por todo esto, puede que nunca sepamos qué mató a los dinosaurios, pero la investigación de la posibilidad de que un asteroide causara semejante extinción ha abierto nuestros ojos a la posibilidad de esta amenaza, y eso nos da un punto de ventaja sobre los dinosaurios.

    ¿De qué está hecha la Luna?

    La composición y estructura interna de la Luna no son conocidas en gran detalle. La mayor parte de lo que sabemos proviene de estudiar muestras de la superficie lunar recogidas por las misiones Apolo y de estudios sísmicos llevados a cabo remotamente desde la Tierra y por astronautas sobre la Luna. Todas las rocas sobre la superficie lunar son ígneas, creadas bajo la superficie y desplazadas hasta la superficie por impactos de meteoros o por los ya extintos volcanes lunares. Consisten principalmente de minerales típicos en la Tierra como olivino, feldespato y cuarzo, aunque algunos minerales encontrados son únicos de la Luna: “tranquillityite, armalcolite, and pyroxferroite”
    En cuanto al interior de la Luna, nuestros conocimientos son aún más limitados. La mayoría de los científicos están de acuerdo en los siguientes conceptos generales: los restos de incontables impactos de meteoros y flujos volcánicos dominan los primeros 96 kilómetros bajo la superficie; los siguientes 96 a 160 kilómetros de la corteza lunar es rica en metales.

    Más abajo la estructura se vuelve menos clara; comenzando a unos 160 kilómetros bajo la superficie lunar, existe una región que parece haber sido fundida en el pasado, y su profundidad es hoy por hoy incierta. Algunos científicos argumentan que esta región se extiende hasta el centro, mientras que otros sugieren que existe un núcleo separado de hierro parcialmente fundido que podría extenderse hasta 640 kilómetros de radio. Obviamente, aún queda trabajo por hacer para zanjar estas preguntas.
    Los rumores sobre la existencia de oro y diamantes en la Luna son infundados. Si bien es cierto que se ha detectado oro en cantidades minúsculas en rocas lunares, éstas parecen haber sido depositadas por meteoros.

    ¿Por qué esta la Luna cubierta de cráteres?

    Puede que sea mejor preguntarse ¿por qué no está la Tierra cubierta de cráteres? Ambos cuerpos, la Tierra y la Luna, y los otros planetas interiores, fueron fuertemente bombardeados por meteoros y cometas en los tumultuosos días del temprano Sistema Solar. Mercurio y nuestra Luna aún muestran las cicatrices del terrible bombardeo, mientras que la Tierra, Venus y Marte muestran menores signos del daño. Que las superficies de la Tierra, Venus y Marte estén relativamente libres de cráteres puede explicarse por la existencia en estos tres mundos de poderosos mecanismos de cambio superficial, que son la tectónica de placas (en la Tierra), los erosionantes efectos del viento y el agua (en la Tierra y Marte), y la extensiva actividad volcánica (en los tres). Estas fuerzas han ayudado a suavizar los paisajes con cráteres.
    Aunque sabemos que la Luna fue en pasados tiempos muy activa volcánicamente (grandes flujos de lava produjeron los oscuros "mares" en su superficie), hace mucho que los volcanes se calmaron y la atmósfera lunar, extraordinariamente tenue, es incapaz de producir ninguna erosión. Muchos de los cráteres que vemos en la Luna permanecen prácticamente como debieron ser hace cientos de millones de años.

    ¿Por qué está la distancia entre la Tierra y la Luna aumentando?

    De la misma manera que un patinador ralentiza su rotación al extender sus brazos, la distancia entre la Tierra y la Luna aumenta debido a que la Tierra rota más y más lentamente cada día. La influencia gravitacional de la Luna reduce el ritmo de rotación terrestre en 1.5 milésimas de segundo cada 100 años. La pérdida de energía rotacional - momento angular para los físicos que estén leyendo - es necesariamente compensada por un aumento en el momento angular de la Luna, lo cual implica una órbita más larga.
    Actualmente, la Luna se separa de la Tierra menos de 5 cm por año - una cantidad minúscula, pero fácilmente detectable con los modernos dispositivos láser disponibles en la actualidad.

    ¿Cómo y cuándo se formó el sistema solar?

    El Sol y los planetas se formaron hace unos 4.600 millones de años a partir de una nube masiva de hidrógeno, helio y pequeñas cantidades de otros elementos como oxígeno, carbono, nitrógeno, hierro y silicona. Al aglomerarse el material de la nube, su fuerza de gravedad atrajo todavía más material, con lo que los bultos crecieron cada vez más. En el centro de esta nube, el grumo más grande se convirtió en una “protoestrella” –una nube brillante que todavía no es una auténtica estrella-. La fuerza de gravedad comprimió el núcleo de esta bola de gas que estaba colapsándose, hasta que su temperatura y presión fueron lo bastante altas para empezar a fusionar en su núcleo helio en hidrógeno, haciendo que el Sol liberara energía. Así nació nuestra estrella.
    El material restante de la formación del Sol existía en forma de gases y diminutos granos minerales (polvo) por la nube, mientras que los gases congelados estaban en otras partes, más frías, de la nube. En las regiones interiores y más calientes, los granos de polvo de los materiales más pesados se unieron para formar Mercurio, Venus, la Tierra y Marte (los planetas terrestres). En regiones más frías y más alejadas del Sol, agua congelada, metanol y amoníaco aportaron sus materiales a los planetas en formación. Estos planetas exteriores crecieron tanto, y tan rápidamente, que sus fuerzas de gravedad atrajeron también los gases de hidrógeno y helio cercanos. Estos gases son ahora los ingredientes principales de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno: planetas gigantescos que pueden tener núcleos pequeños y rocosos debajo de miles de millas de nubes. Plutón está formado de hielo (agua congelada, metanol y amoníaco) mezclado con roca.

    ¿Es el Big Bang realmente el momento donde se origina el  Universo?

    No, el Big Bang es la gran explosión cósmica a partir de la cual la ciencia ha logrado establecer las teorías de la evolución del Universo hasta nuestros días. El momento de la creación del Universo es desconocido para la ciencia y quizás lo será siempre. Ese momento divino está reservado solo a Dios.

    ¿De que elementos estaba constituido el Universo al momento del Big Bang?

    Al momento del Big Bang solo existía una cantidad enorme de energía la que por alguna razón desconocida explotó convirtiéndose gran parte de ella, unos segundos después, en átomos de Hidrógeno y de Helio tal como los conocemos hoy en día.

    ¿Cuán grande es el sistema solar?
     
    El objeto más lejano que se conoce orbitando alrededor de nuestro Sol es una diminuta bola de hielo y rocas llamado 1996 TL66, y que llega a estar a más de 19.000 millones de kilómetros del Sol en el punto más alejado de su órbita (Plutón, en su punto más alejado, llega a estar a 7.400 millones de kilómetros del Sol).  Esto lo sitúa en el borde externo del cinturón de Kuiper, un bosque de cometas de donde es posible que provenga la luna de Plutón, Caronte, y quizás el mismo Plutón.

    Con un pequeño brinco, alcanzamos a la heliopausa, donde la corriente de partículas emitidas por el Sol colisiona con los gases galácticos del espacio interestelar, formando lo que se conoce como " choque de arco". La frontera donde termina la influencia del Sol y comienza el espacio interestelar puede situarse a unos 24.000 millones de kilómetros por delante del camino que el Sol sigue en la Galaxia, y a más del doble por detrás.
    Aún más lejos está la Nube de Oort, de donde se cree que provienen los cometas de periodos largos (como por ejemplo el Hale-Bopp). Esta oscura e increíblemente fría región espera a los viajeros interestelares a unos 9.6 billones de kilómetros – “casi un cuarto de la distancia a la estrella más cercana “.

    ¿Existe un décimo planeta?

    Los astrónomos que buscan planetas desconocidos en los confines de nuestro sistema solar han encontrado muchos cuerpos cometarios en el cinturón de Kuiper. Hasta ahora, ninguno de los nuevos objetos puede considerarse como un "planeta". Tales búsquedas se enfrentan con varias dificultades: a semejante distancia - ocho mil millones de kilómetros o más - incluso un planeta tan grande como la Tierra sería prácticamente invisible.
    Recientemente, un pequeño pero notable grupo de astrónomos ha retomado esta cuestión, al preguntarse: "¿existe un noveno planeta?" Estos científicos han destacado el hecho de que Plutón es en realidad un cuerpo gigante que ha escapado del Cinturón de Kuiper, y que tiene más en común con un cometa de gran tamaño que con un planeta.
    Por ello, Plutón ya no existe como el noveno planeta, siendo ahora solamente 8 los que giran alrededor del Sol.

    ¿Todos los planetas orbitan en la misma dirección alrededor del Sol?

    Mientras que no todos los planetas rotan sobre sus ejes en la misma dirección – Urano y Venus rotan en sentido opuesto a los otros seis - todos están de acuerdo en que dirección moverse. Desde un punto en el espacio sobre el polo norte terrestre, un observador vería a los nueve planetas dando vueltas alrededor del Sol en el sentido de las agujas del reloj. El movimiento compartido es una consecuencia de la formación del sistema solar a partir de una nube gigante en rotación hace 4.600 millones de años.
    En cuanto a la causa de la rotación inversa de Urano y Venus, la opinión de los científicos está dividida. La mayoría están de acuerdo con la teoría de que en épocas tempranas de su historia, estos mundos fueron sometidos a colisiones masivas con objetos tan grandes como planetas, colisiones tan fuertes que invirtieron su dirección original de rotación - y en el caso de Urano prácticamente lo tumbaron, .En cuanto al caso de Plutón, son muchos los astrónomos que han expresado su preferencia por la idea de que el planeta más distante es en realidad un objeto cometario gigante, que escapó del Cinturón de Kuiper hace miles de millones de años. Ellos sugieren que la rotación antihoraria de Plutón y otras excentricidades orbitales son residuos de su desarrollo temprano como un proto-cometa de hielo. Residuos hoy inexistente en los ocho planetas.

    ¿De qué están hechos los cometas?

    Los cometas son amalgamas de cantidades variables de hielos de agua y dióxido de carbono, rocas, polvo, y varias trazas de moléculas - incluyendo sodio, detectado en el Hale-Bopp en 1997. Estas "bolas de nieve sucia" son intrusos que provienen de los confines de nuestro sistema solar, y se cree que representan los últimos vestigios de la vasta nube de gas interestelar a partir de la cual se formó nuestro sistema solar.

    ¿Hay planes de volver a la Luna?

    En enero de 2004, el presidente George Bush propuso una dirección radicalmente nueva para la NASA, que incluiría una base permanente en la Luna y expediciones tripuladas a Marte. En la base lunar podría probarse el equipo que se necesitara para viajar a Marte, y serviría de plataforma de lanzamiento para la expedición a Marte. De llevarse a cabo, el plan podría proporcionar además nuevas muestras lunares para los geólogos planetarios, permitiéndoles estudiar las rocas y el suelo de muchos más sitios. Los astrónomos han propuesto levantar telescopios en los polos lunares o en la cara oculta, donde los radiotelescopios usarían la masa lunar para bloquear las señales de radio procedentes de la Tierra.
    Sin embargo, varios intentos anteriores de volver a poner humanos en la Luna han fracasado, y la propuesta del presidente generará muchos análisis y críticas en un momento en el que el país sufre un gran déficit presupuestario y el dinero público está muy solicitado.
    NASA no planea todavía ninguna misión robotizada a la Luna, aunque puede haber cambios cuando pase a implementar las directrices de Bush.
    La Agencia Espacial Europea ha lanzado un pequeño orbitador, llamado SMART-1, que llegará a la Luna a finales de diciembre de 2004. En agosto, Japón planea lanzar LUNAR-A, una combinación de orbitador y penetrador.

    ¿Hay otros planetas en la Vía Láctea?

    Sí, puede que cientos de millones de ellos. En la última década, los astrónomos han descubierto más de 100 planetas en órbita alrededor de estrellas distintas al Sol. Hasta ahora, han estudiado principalmente estrellas relativamente cercanas (a menos de 200 años luz), pero a no ser que haya algo especial en nuestro barrio estelar, se encontrarán planetas en estrellas más alejadas.
    Pero no todas las estrellas tienen planetas. Según algunas estimaciones, menos del 5 o el 10 por ciento de las estrellas cercanas tienen acompañantes planetarios. Algunas estrellas son demasiado calientes y brillantes, y cualquier material planetario habría desaparecido hace mucho tiempo, vaporizado. Algunas estrellas pueden no tener la composición apropiada, o estar en cúmulos estelares con demasiadas estrellas, donde la influencia gravitatoria de las otras estrellas impide que se formen planetas.
    Los sistemas planetarios que los astrónomos han encontrado hasta ahora son bastante diferentes de los de nuestro sistema solar. En vez de múltiples planetas en ordenadas órbitas circulares, lo que suelen ver los astrónomos son planetas masivos solos, mucho más grandes que Júpiter, que siguen una trayectoria orbital elíptica, y normalmente muy cercana a la estrella madre. A un planeta más pequeño le sería difícil mantener una órbita estable en un sistema así, por la influencia gravitatoria del planeta grande. Sólo en unos pocos casos, los astrónomos detectan planetas en órbitas circulares, grandes y lentas, como Júpiter y Saturno. Algunos astrónomos creen que estos sistemas "de buenos modales" pueden tener planetas más pequeños en órbitas cercanas, como Mercurio, Venus, la Tierra y Marte. Las técnicas de medición actuales no son lo bastante sensibles para indicar si existen esos planetas "terrestres," pero se están planeando unos telescopios orbitales especiales para buscarlos dentro de 10 o 20 años.

    ¿Hay vida en Marte?

    La posibilidad de vida en Marte ha intrigado a los observadores del cielo a lo largo de todos los tiempos, pero hasta 1996 no se pudo hablar más que de especulación. En Agosto de ese año, un equipo de científicos de la NASA anunció que tenía evidencia, aunque no definitiva, de que alguna vez existió vida Marte. La evidencia consistía en muestras de un meteorito marciano - con el nombre ALH84001 - que contenía varias sustancias orgánicas que parecían ser cúmulos de "microfósiles", similares a las bacterias fósiles microscópicas que se encuentran en la Tierra.
    Desde entonces, investigadores de todo el planeta han dado su opinión sobre el asunto. La temperatura a la cual ALH84001 se formó sigue siendo un tema muy controvertido, y el trabajo recientemente realizado en la Universidad de California en Los Angeles (UCLA) sugieren que las moléculas orgánicas encontradas fueron producidas por procesos puramente químicos, contradiciendo los resultados de la Universidad de Wisconsis-Madison que indican que el responsable fue un proceso biológico.
    Afortunadamente, el estudio de la superficie marciana y la búsqueda de vida, pasada o presente, continúa teniendo una alta prioridad en los programas espaciales de todo el mundo. La misión "Mars Pathfinder" ya ha aportado importantes pistas sobre la historia geológica del Planeta Rojo, y la "Mars Global Surveyor" ha comenzado recientemente a mapear y fotografiar la superficie marciana en detalle. Dos sondas en órbita y una más que aterrizará en la superficie comenzarán a explorar Marte a finales de 1999. Con suerte y trabajo duro, puede que se encuentre una respuesta definitiva a la incógnita sobre la vida en Marte.

    ¿Hemos visitado todos los planetas en el sistema solar?

    Con la excepción del frío y distante Plutón, sondas fabricadas por el hombre han, por lo menos, volado cerca de todos los planetas del sistema solar. Se están elaborando, además, planes para lanzar una nave que alcanzaría Plutón sobre el año 2010.
    Aquí está una lista parcial de los planetas visitados, las sondas, y el año

    :
    Mercurio          —        Mariner 10,  1974
    Venus              —        Mariner 10,  1974
    Marte              —        Viking 1,      1976
    Júpiter              —       Voyager 1,   1979

    Saturno            —        Voyager 1,  1980
    Urano              —        Voyager 2,  1986
    Neptuno          —        Voyager 2,  1989

     

    ¿Algún día visitaremos otras estrellas?

    Los planes de viajes interestelares son todavía un gran reto, básicamente porque las estrellas están increíblemente lejos. La estrella más cercana está a más de 38 billones de kilómetros. A la máxima velocidad que nuestras naves pueden alcanzar - en torno a 160000 kilómetros por hora - tardaríamos casi 28000 años en llegar allí. Viajando a un 5% de la velocidad de la luz (una inimaginable hazaña de la ingeniería que sería viajar a casi 55 millones de kilómetros por hora), el viaje de ida llevaría casi 82 años, y otro tanto de vuelta.
    Nuestra mejor apuesta puede ser el construir una nave de enormes dimensiones, tipo colonia, habitable para una tripulación durante las décadas necesarias para alcanzar incluso las estrellas más cercanas. Otros creen que el problema de la distancia puede ser tratable a través de algún giró exótico en la física, tal como viajar a través de un agujero de gusano. Mientras que cualquiera de estos planes podrían parecer disparatados hoy en día, los científicos y, en particular, los astrónomos, nunca pierden la esperanza.

    ¿Existen atajos a través del espacio?

    De acuerdo con los modelos aceptados de la relatividad general, es posible que en un fuerte campo gravitatorio el tejido de la geometría local espacio - tiempo se vuelva tan intrincado que se envuelva en si mismo y se reconecte con otra área del espacio - tiempo, quizás otro universo, u otro lugar y tiempo en el nuestro. Las conexiones se llaman "agujeros de gusano", y a menudo se han mencionado como potenciales medios de viajar a estrellas y galaxias distantes.
    Desafortunadamente, la intensa gravedad necesaria para producir tal efecto - como la de un agujero negro - colapsa el agujero de gusano antes de pudiera ser usado por un viajero real. Con todo, los astrofísicos no se resignan, y los estudios sobre cómo producir una agujero de gusano de forma artificial y cómo mantenerlo abierto durante el tiempo necesario, continúan.

    ¿Estamos intentando contactar con civilizaciones extraterrestres?

    Si. Usando un radio telescopio en Ucrania, los astrónomos canadienses Yvan Dutil y Stephane Dumas planean emitir un saludo codificado hacia cuatro estrellas que son similares al Sol. El mensaje, de unos 50 Kb de tamaño, fue transmitido tres veces durante un periodo de tres horas el 24 de Mayo de 1999.
    El mensaje usó matemáticas y física básicas para establecer un lenguaje común con cualquier civilización que intercepte la transmisión. Incluyó también breves descripciones de astronomía básica, geografía, biología y otros conceptos científicos.

    Según los astrónomos, cualquier civilización hasta 100 años - luz de la Tierra con un receptor de radio de un kilómetro de radio (0.4 millas cuadradas) debería ser capaz de recibir el mensaje. Además, las civilizaciones que estuvieran hasta 10.000 años - luz de distancia serían capaces de descubrir la naturaleza inteligente del mensaje, aunque la señal sería demasiado débil para que pudieran descifrarla.
    Las estrellas que serán el objetivo de los mensajes están todas a unos 50-70 años - luz de la Tierra, y caen en el "Triángulo del Verano" (una región del cielo delimitada por las estrellas
    Vega, Deneb y Altair) o muy cerca. A medida que la señal avanza por la Galaxia su cono de alcance se abre, de modo que alcanzará todas las estrellas en esa dirección. Se eligieron estrellas de tipo solar como objetivos debido a que se consideran los sitios más probables para la existencia de vida.
    El mensaje concluye con una invitación para el receptor a responder con información sobre él mismo. Ahora bien, no hay que olvidar que una contestación desde las estrellas objetivo no llegaría a la Tierra hasta pasado más de un siglo (50-70años para que el mensaje llegue allí y otro tanto para que la respuesta alcance la Tierra).

    En los años 70, las misiones Pioneer y Voyager de la NASA abandonaron la Tierra con información sobre la civilización que las envió. Un cuarto de siglo más tarde, las cuatro sondas están simplemente en el límite del sistema solar, así que no es probable que encuentren una civilización extraterrestre en un futuro inmediato. Más bien se podrían considerar cápsulas del tiempo que documentan los primeros esfuerzos de la humanidad para explorar más allá del planeta que es su hogar.
    Nuestra radio, televisión y otras señales de comunicación también revelan nuestra presencia, y han sido enviadas al espacio a la velocidad de la luz durante la mayoría del siglo XX. Ahora bien, hasta ahora ninguna de nuestras señales de radio y televisión ha sido expresamente diseñada para anunciar nuestra presencia.
    También estamos escuchando con el fin de descubrir otras civilizaciones. Desde los años 60, varios equipos de observadores han sintonizado sus radio-telescopios en las bandas de microondas y radio con la esperanza de detectar una civilización alienígena. Conocidas colectivamente como el proyecto de búsqueda de inteligencia extraterrestre, o SETI (del Inglés: Search for Extraterrestrial Intelligence), las diferentes búsquedas no han conseguido descubrir ningún extraterrestre, pero los recientemente descubiertos planetas alrededor de otras estrellas y las posibilidades de que alguna forma de vida haya existido en Marte o las lunas de Júpiter y Saturno han proporcionado un renovado optimismo sobre un universo con abundante vida. Puede que algún día seamos suficientemente afortunados para detectar y contestar a las señales de una civilización extraterrestre, pero las vastas distancias del espacio hacen que mantener una conversación sea imposible.

    ¿Cuál es la estrella más cercana?

    Por supuesto, la estrella más cercana a la Tierra es la que vemos todos los días - nuestro querido y viejo Sol. A solo unos 150 millones de kilómetros, la luz que emerge de la superficie solar tarda aproximadamente 8 minutos en llegar a la Tierra, entrando a través de la ventana de tu habitación al amanecer y bronceando a los turistas en la playa.

    Varias estrellas están a unos pocos años-luz del Sol. A una distancia de poco más de cuatro años-luz, los tres miembros de Alfa Centauri, incluyendo Próxima Centauri, son las estrellas más cercanas al Sol. Las tres siguientes estrellas más cercanas son enanas rojas: la estrella de Barnard está a seis años-luz de la Tierra. Wolf 359 y Lalande 21185 están a unos ocho años-luz de distancia.
    La estrella más brillante el cielo nocturno visible sobre la Tierra es Sirio, situada a 8.7 años luz. El sistema binario llamado Proción está un poco más lejos a 11.2 años-luz.
    La búsqueda de planetas extrasolares podría llevarnos hasta Epsilon Eridani, o Tau Ceti, estrellas de tipo solar a 10.8 y 11.8 años-luz del Sol. A unos 11 años-luz está Epsilon Indi y el sistema binario 61 Cygni.

    ¿Cómo consiguen las estrellas sus nombres?

    Los nombres de estrellas, así como los de cometas, asteroides, galaxias y nebulosas, son aprobados y catalogados por la Unión Astronómica Internacional (UAI) en París. Las estrellas más brillantes son designadas por la constelación en la que aparecen e identificadas dentro de cada constelación con letras griegas, usualmente ordenadas por brillo relativo; Alfa Centauri es la estrella más brillante en la constelación Centauro, Beta Centauri es la siguiente más brillante, etc. Nombres históricos, como Régulo (Alfa Leo) y Aldebarán (Alfa Tau) son usados frecuentemente.
    Los nombres de las estrellas menos brillantes se asignan con criterios menos estéticos. Una vez que el alfabeto griego se ha agotado en una constelación, la UAI sigue un simple criterio numérico. Por ejemplo, una enana marrón descubierta recientemente - un objeto cuasi-estelar muy débil- fue catalogada con el aparatoso nombre GL229B. La "B" indica que orbita alrededor de la estrella GL229, y "GL" se refiere al Catálogo Gliese de estrellas cercanas.

    ¿Qué hace brillar a las estrellas?

    Las estrellas producen su energía a partir de fusión nuclear. Para la mayoría de las estrellas, este proceso esta dominado por una sucesión de reacciones nucleares denominada la "cadena p-p", en la cual cuatro átomos de hidrógeno se transforman en uno de helio. La cadena protón-protón proporciona la energía que las estrellas necesitan para soportar sus enormes masas contra la fuerza de la gravedad durante la mayor parte de su vida; es en realidad de donde proviene la energía de nuestro Sol.
    Las estrellas de mayor tamaño, cuyo tremendo peso da lugar a temperaturas incluso más altas en sus núcleos, utilizan un proceso de fusión más complejo, llamado el "ciclo CNO". En esta reacción, trazas de carbono, nitrógeno y oxígeno sirven como catalizadores para fusionar cuatro núcleos de hidrógeno y formar uno de helio. Mientras que este método produce más energía, las temperaturas que se necesitan para que sea posible se dan únicamente en estrellas más masivas que el Sol. Dichas estrellas están condenadas a una corta vida, al consumir su "combustible" extremadamente rápido.

    ¿Cómo nacen las estrellas?

    Las estrellas se forman dentro de vastas nubes de gas interestelar y polvo llamadas nubes moleculares. En los núcleos de estas regiones intensamente frías, a solo 10 grados sobre cero absoluto o equivalentemente a -263 °C, la presión del gas es insuficiente para soportar el peso de la nube, la cual comienza a colapsar sobre si misma.
    Después de que transcurran unos pocos millones de años, el incremento de la presión producido por la contracción del núcleo de la nube habrá aumentado la temperatura central hasta más de 65 °C, y la protoestrella - de un tamaño mucho más grande que el de la estrella final - fulgurará, mientras la sábana de gas continua colapsando. Cuando el núcleo alcanza unos pocos millones de grados, la fusión de hidrógeno comenzará y el colapso gravitatorio se detendrá finalmente: la estrella recién nacida, quemando de forma estable sus reservas de hidrógeno, se librará de su capullo gaseoso y ocupará su lugar entre las demás estrellas.
    Una buena parte de este proceso ha sido observado directamente, gracias principalmente al asombroso alcance del Telescopio Espacial Hubble (Hubble Space Telescope en inglés). Los astrónomos han observado el colapso de nubes de gas y, haciendo uso de sensores infrarrojos, han podido ver a través de la gruesa cortina de polvo y gas, para obtener imágenes de estrellas en su infancia y de los posibles discos protoplanetarios que las rodean.

    ¿Qué es una enana marrón?

    Las enanas marrones son objetos de tipo estelar que debido a su pequeño tamaño nunca alcanzan las condiciones necesarias en sus núcleos para mantener las reacciones de fusión nuclear que mantienen a las estrellas normales. Estos objetos, que están en el extremo inferior de la familia estelar, representan en realidad una transición entre las estrellas más débiles (que queman hidrógeno en su núcleo) y los fríos planetas gigantes gaseosos como Júpiter.
    Cuando una estrella se forma, su tamaño queda determinado por una amplia variedad de factores intrínsicos a la densa nube de gas en la que la estrella nace. Ahora bien, un estudio de la cantidad de estrellas que hay con diferentes tamaños indica claramente que las estrellas de tamaño algo menor que el Sol son el modelo favorito. Estrellas enormes, como Eta Carinae - 120 veces más masiva que el Sol - son extremadamente raras, mientras que la Galaxia esta llenísima de estrellas de un poco más que el tamaño del Sol.
    Las estrellas tienen un límite inferior de tamaño. Las altas presiones y temperaturas necesarias para que produzca la fusión nuclear que mantiene a las estrellas requieren una masa de al menos un 8% de la del Sol o, equivalentemente, unas 80 veces la masa de Júpiter. Cuando una "estrella" se forma por debajo de este límite de masa, no consigue producir la ignición de su combustible nuclear, y emite un sencillo color rojo que proviene únicamente del calor de sus gases comprimidos. Semejante objeto recibe el nombre de "enana marrón". Pequeñas y extremadamente débiles, las enanas marrones han comenzado a detectarse muy recientemente gracias a los últimos desarrollos tecnológicos en telescopios y detectores infrarrojos.

    ¿Cómo de grandes pueden llegar a ser las estrellas?

    Las observaciones de estrellas supergigantes que hay por toda nuestra galaxia parecen indicar que existe un límite superior a la masa que una estrella puede tener, y éste es en torno a un poco más de 100 veces la masa del Sol. Sin embargo, qué faceta de la física de la formación estelar impide que se formen estrellas más masivas sigue siendo un misterio. Afortunadamente, el desarrollo de la tecnología de detección en el infrarrojo está permitiendo a los astrónomos penetrar más y más profundamente en las nubes moleculares donde nacen las estrellas, y muchas respuestas pueden estar al caer.
    Como una esfera transparente, las 100 masas solares pueden extenderse a enormes distancias, produciendo tenues, frías, supergigantes rojas de proporciones increíbles. Mu Cephei, posiblemente la estrella más grande que se conoce, es más de 2300 veces más grande que nuestro Sol, y si estuviera en el centro del Sistema Solar ocuparía las órbitas de todos los planetas hasta Saturno.

    ¿Qué le pasa a una estrella cuando agota su combustible?

    A medida que una estrella gasta su reserva de hidrógeno (su combustible nuclear), el helio producido por la fusión de hidrógeno ocupa más y más del núcleo de las estrella. Cuando el núcleo se vuelve tan denso y caliente que el helio comienza a fusionarse para producir carbono, a través de una reacción nuclear conocida como "triple alfa". Este tipo de fusión es mucho más energética que la fusión del hidrógeno y por tanto dura mucho menos tiempo. Para estrellas de "baja masa", como el Sol, este es su estadio final en la producción de energía. Cuando el helio está agotado, la estrella expulsa las capas más externas de su atmósfera y los últimos estallidos de actividad antes de que se enfríe poco a poco como una enana blanca.
    Las estrellas de más masa comparten un destino más dramático. En las capas más internas de sus núcleos, la presión producida por la enorme masa de la estrella crea temperaturas suficientemente altas para producir la fusión de elementos más pesados: carbono, neón y silicio. Cada uno de estos pasos sucesivos de fusión nuclear dura menos que el anterior: la carrera hacia el final está en marcha. Con la quema del silicio, en hierro se acumula en el núcleo de la estrella, y esto señala la fase final. El hierro representa un juego perdido para la fusión - la fusión del hierro absorbe más energía de la que se puede extraer del proceso. A la par que la fuente de energía central de la estrella muere, las capas externas colapsan sobre el núcleo de hierro, formando un objeto exótico que se conoce como estrella de neutrones, tan denso que una cucharada pesa más de 100 millones de toneladas. El gas sale expulsado de la rígida superficie del núcleo y la onda de choque resultante destruye la estrella completamente en una explosión brutal: una supernova.
    Un destino un tanto diferente les espera a las estrellas que tienen más de 10 veces más masa que el Sol. La estrella de neutrones que se forma en el núcleo de la estrella es incapaz de soportar el peso del material que colapsa, y se comprime aun más. Sin ningún medio físico para detener el colapso, la región central de la estrella se convierte en un agujero negro- una zona de densidad infinita- que ejerce una atracción gravitatoria tan fuerte que ni siquiera la luz puede escapar de ella.

    ¿De qué están hechas las estrellas?

    La mayoría de las estrellas son muy parecidas en cuanto a su composición química, al haberse formado a partir de las nubes moleculares distribuidas por las galaxias. Estas nubes consisten generalmente de los siguientes elementos químicos:
    • Hidrógeno: 72-75%
    • Helio: 23-26%
    • Todos los demás elementos:: < 2%
    Las cantidades de "otros elementos" pueden variar mucho de unas estrellas a otras, y son muy sensibles a las condiciones locales en las que la estrella nació.
    Objetos estelares más exóticos, tales como enanas blancas y estrellas de neutrones, que representan las últimas fases de la vida de una estrella, tienen composiciones químicas muy diferentes. Las enanas blancas consisten principalmente de átomos cargados de carbono y oxígeno (iones) en una sopa de electrones, mientras que las estrellas de neutrones están compuestas principalmente de un mar de neutrones superconductores y superfluídos.

    ¿Cual es la diferencia entre una nova y una supernova?

    El nombre "nova" significa nuevo en latín. En astronomía se usa para describir un objeto que brilla mucho más que antes de repente. Las novas se dan en sistemas de múltiples estrellas en las cuales una enana blanca, una estrella de neutrones o incluso un agujero negro arranca gases de la capas externas de la atmósfera de una estrella compañera para depositarla en una envoltura de materia a su alrededor. A medida que la materia se amontona, el gas se vuelve más y más caliente y denso, hasta que se produce la fusión de hidrógeno, y eso provoca una enorme explosión termonuclear. El brillo de la estrella aumenta un millón de veces, lo suficiente para hacer que el objeto sea tan luminoso como las estrellas más brillantes.
    En cambio, una supernova es la gran explosión que acompaña a la muerte de una estrella masiva. En el último episodio de su vida, una estrella grande fusiona elementos más ligeros
    produciendo hierro en su núcleo, el cual finalmente colapsa sobre si mismo. A medida que la atmósfera de la estrella cae, chocando con su el núcleo ultradenso, el rebote resultante destruya la estrella en una explosión de proporciones inigualables. Las supernovas brillan 100 millones de veces más que la estrella que las produce: suficiente para que en algunos casos se puedan ver incluso de día.

    ¿Cual es el telescopio más grande que existe?

    Los telescopios ópticos más grandes que están actualmente funcionando son los Keck I y II en Mauna Kea, Hawai.Ambos telescopios usan espejos múltiples controlados por ordenador para conseguir focalizar sobre un pequeño detector la luz colectada por sus aperturas de 10 metros (33 pies).
    El telescopio Hobby-Eberly (HET por sus siglas en Inglés) en el Observatorio McDonald, cerca de Fort Davis, Tejas, tiene el espejo más grande del mundo. Debido a su diseño, el HET solo es capaz de aprovechar una sección de 9 metros de diámetro del total de 11 metros que tiene su espejo primario, lo cual hace que HET sea en la práctica el tercer telescopio más grande del mundo.
    El telescopio más grande del mundo cuyo espejo primario está hecho de una sola pieza, en contraposición con los Keck y HET que usan espejos segmentados, es el telescopio de 8.3 metros Subaru, operado por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón, y emplazado en Mauna Kea. Este telescopio vió su primera luz a principios de 1999.
    El Telescopio Espacial Hubble es capaz de observar las regiones más recónditas del Universo con su espejo de 2.4 metros de diámetro.El Telescopio Espacial de Siguiente Generación, que la NASA planea lanzar en la primera década del siglo XXI, tendrá un espejo primario de 8 metros de diámetro (25.6 pies).
    El telescopio refractor más grande del mundo está en el Observatorio Yerkes en Williams Bay, Wisconsin. En lugar de utilizar un espejo, colecta la luz con una lente de cristal de algo más de un metro de diámetro (40 pulgadas).
    Los astrónomos tambien colectan ondas de radio del espacio usando antenas con forma de plato, la mayor de las cuales es el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico. El plato de Arecibo, que aparece en la película "Contact", tiene más de 300 metros de diámetro.

    ¿Quién inventó el telescopio?

    Resulta difícil establecer quién fue el verdadero inventor del primer telescopio. Se cree que varias personas diseñaron y construyeron un telescopio en Holanda en el otoño de 1608. No se ha llegado a alcanzar un consenso sobre quién fue el primero, pero Hans Lipershay es el principal candidato.
    El primer uso astronómico del telescopio es, en cambio, un asunto más sencillo. Después de conocer la existencia del nuevo instrumento, Galileo comenzó a diseñar y construir telescopios. Él apunto sus mejores instrumentos a Júpiter, la Luna, y Venus en 1609 y publicó sus revolucionarios resultados un año más tarde.

    ¿Por qué muchos observatorios se sitúan en cumbres de montañas?

    Prácticamente la totalidad de los mejores observatorios en tierra están situados en montañas  por diferentes razones. La primera y más importante, la luz de las estrellas aparece menos distorsionada a través de la fina capa de atmósfera que hay sobre las montañas (los telescopios espaciales como el Hubble y el Observatorio de Rayos-Gamma evitan la distorsión y absorción atmosférica volando sobre la atmósfera).
    Las cumbres de las montañas evitan que objetos en tierra obstruyan las vistas del horizonte en todas direcciones. Y finalmente, la mayoría de las ciudades, con su polución lumínica, están situadas en valles y planicies, de forma que las cumbres montañosas remotas están entre los pocos sitios que quedan donde se pueden encontrar los cielos oscuros que permiten explorar los objetos más lejanos del Universo.

    ¿Cómo miden los astrónomos las distancias a estrellas y galaxias?

    Los astrónomos han desarrollado una seria de técnicas para medir indirectamente las enormes distancias entre la Tierra y las estrellas y las galaxias. En muchos casos, estos métodos son matemáticamente complejos y requieren largos cálculos con ordenadores, pero todos comienzan con dos simples conceptos: paralajes y la "ley del cuadrado de la distancia".
    El paralaje es el efecto visual que se produce cuando a medida que un observador se mueve, los objetos cercanos parecen variar su posición relativa a objetos más lejanos. Este suceso tan común se puede apreciar en un simple experimento: observa uno de tus dedos a la distancia de tu brazo alargado con un ojo cerrado primero y luego con el otro. El "movimiento" aparente de tu dedo respecto a los objetos de fondo se produce por el cambio en la posición desde la que miras - los ocho centímetros que separan tus ojos.
    Puesto que la Tierra da vueltas alrededor del Sol, los astrónomos usan el mismo principio para determinar la distancia a estrellas cercanas. De la misma manera que sucede con tu dedo, las estrellas que están cerca de nosotros parecen moverse respecto a otras más lejanas, las cuales parecen estar fijas. Midiendo cuidadosamente el ángulo que parecen recorrer las estrellas, y conociendo cuánto se ha movido la Tierra, los astrónomos utilizan geometría básica para estimar la distancia a las estrellas.
    La ley del cuadrado de la distancia es otro método usado para medir distancias. A pesar de que su nombre puede sonar complicado, se trata simplemente de una manera matemática de describir un efecto muy simple - una luz que está cercana a ti es más brillante que si se sitúa más lejos. Para ser preciso, si dos estrellas idénticas se sitúan de forma que una está al doble de distancia que la otra, la estrellas más lejana parecerá cuatro veces más débil- la disminución en brillo es la distancia al cuadrado. Los astrónomos utilizan esta relación con estrellas que son muy similares en edad y composición, comparando su brillo; si una es nueve veces menos brillante que su hermana gemela, entonces por la ley del cuadrado de la distancia, sabemos que debe estar tres veces más lejos.

    ¿Quién construyó el primer observatorio?

    Los observatorios, como la propia Astronomía, son rasgos muy antiguos de la cultura humana. En realidad, es imposible saber quién fue la primera persona en levantar la vista al cielo desde una colina sagrada en búsqueda de respuestas. En todo el globo terrestre se encuentran muchos sitios dedicados a descifrar los cielos. En contraposición a las modernas instalaciones con las que cuentan los observatorios de la actualidad para analizar todo el espectro de la luz, los antiguos observatorios se situaban en lugares donde la observación con los ojos era óptima: sobre colinas o estructuras como los “ziggurats” de la antigua Babilonia, o los “rooftops” del Monte Albán en México.
    Los antiguos observatorios utilizaban a menudo marcas de referencia para seguir el calendario natural, como por ejemplo los famosos pilares de piedra de Stonehenge o los radios de las ruedas de medicina de los nativos americanos. Tales lugares tenían una considerable importancia espiritual. Los astrónomos, capaces de predecir los movimientos del Sol, la Luna, y los planetas, eran considerados como los intérpretes de los deseos de los dioses que estaban escritos en el cielo: una importante y, a veces peligrosa, responsabilidad.

    ¿Quién hizo el primer mapa del Universo?

    Los mapas de las estrellas son casi tan antiguos como la humanidad. Hay inscripciones que describen la posición de estrellas y constelaciones en templos egipcios, sobre piedras babilonias, y en calendarios chinos de hace miles de años. En torno al 500 A.C., los filósofos griegos habían comenzado a realizar mapas del cielo de una manera similar a los que existen hoy en día, haciendo cuidadosas y repetidas observaciones de las posiciones y
    movimientos de las estrellas y los planetas, en un intento de explicar razonadamente los movimientos del Universo.
    Ahora bien, el crédito por los primeros mapas modernos del cosmos se le da a menudo a Harlow Shapely, quién en 1917 publicó un mapa de la distribución de los cúmulos globulares y concluyó, correctamente, que nuestro sistema solar estaba situado a una considerable distancia del centro de nuestra galaxia. Poco tiempo después, en 1924, Edwin Hubble fue capaz de resolver claramente estrellas en otras galaxias, y así fue capaz de determinar las distancias a estos "universos isla" -abriendo el camino para que las siguientes generaciones de astrónomos produjeran mapas del Universo.

    ¿Hay algún observatorio abierto al público?

    Muchos observatorios en todo el mundo están, al menos parcialmente, abiertos al público. Muchos de ellos, como el Observatorio McDonald de la Universidad de Tejas en Austin, permiten acceso público de forma regular a los mayores y más sofisticados de sus telescopios. En Chile tambien existen, aunque en la mayoría es necesario comunicarse con ellos con anterioridad, para solicitar la visita.

    ¿Qué hacen los astrónomos en los observatorios?

    Antes de usar un telescopio de investigación, el astrónomo presenta una propuesta con los objetivos de su proyecto y sus necesidades de equipamiento, cuya aprobación depende de un comité de otros astrónomos. En algunos casos, incluso cuando se aprueba el proyecto, el astrónomo nunca visita el observatorio, sino que los especialistas del telescopio operan los instrumentos y recogen la información para el astrónomo.
    Cuando un astrónomo va a un observatorio, los ingenieros, electricistas, ópticos, informáticos, cocineros y todo el equipo que vive allí se preparan para la “observación,” que suele durar entre dos y cinco noches. El astrónomo duerme de día y luego pasa unas horas antes de la puesta de sol preparándose para las observaciones. Después de cenar, al anochecer, comienzan las observaciones.
    El astrónomo pasa toda la noche apuntando el telescopio a objetos distantes –planetas, estrellas, nebulosas o galaxias- y recogiendo el tenue goteo de luz de cada objeto. Los datos se guardan en una computadora para ser analizados posteriormente. Si las nubes estropean las observaciones, el astrónomo tiene que presentar una nueva propuesta y esperar que la próxima vez el cielo esté despejado.
    Después de completar una observación, el astrónomo puede pasarse meses analizando e interpretando los resultados. Mientras tanto, en el observatorio, el personal se prepara para el astrónomo siguiente.

    ¿Cómo informan los astrónomos de sus descubrimientos?

    Generalmente, los astrónomos publican sus resultados - nuevas observaciones, análisis, o avances teóricos- en una revista científica. Informes más cortos, o aquellos cuya importancia merece atención inmediata, se envían a revistas semanales y quincenales como Nature, Science, o The Astrophysical Journal Letters, por nombrar algunos. Artículos de
    mayor tamaño, que incluyan tablas de datos y discusiones más detalladas, se publican en revistas como Astronomy & Astrophysics, The Astrophysical Journal y algunos otros.
    Los congresos reúnen de forma regular a los astrónomos que trabajan en un determinado área de investigación, y a menudo los nuevos descubrimientos se reservan para ser presentados en tales reuniones. Además, la información más actual se comparte a través de Internet, en páginas "web" y en grupos de "news", así como por directo intercambio de datos de forma electrónica.

    ¿Cómo funcionan los modernos telescopios?

    Los telescopios colectan luz de dos posibles maneras. Los telescopios reflectores focalizan la luz haciendo uso de una serie de espejos; los telescopios refractores, en cambio, utilizan lentes para recoger y focalizar la luz. Los telescopios reflectores son los que se utilizan más comúnmente en investigación, debido a que, cuando las aperturas son muy grandes, resulta más práctico utilizar espejos que lentes. Las lentes que necesitan los telescopios refractores presentan un sin fin de problemas de ingeniería, y deben de ser extremadamente puras el la totalidad de su volumen, mientras que los espejos requieren una precisión ultra fina solamente en su superficie.
    Los telescopios modernos obtienen información a partir de todo el espectro electromagnético, mucho más allá del rango de la luz visible. Los telescopios que miden ondas de radio, rayos X, y rayos gamma han extendido dramáticamente nuestra comprensión del Universo. Los telescopios de radio - enormes platos tejidos con redes de alambre diseñados para focalizar las ondas de radio provenientes del espacio- han ayudado a mapear los brazos espirales de nuestra galaxia, mientras que los observatorios de rayos gamma, a bordo de satélites en órbitas muy altas sobre la superficie terrestre, han capturado las señales de alta energía de objetos exóticos, como agujeros negros y explosiones de rayos gamma.

    ¿Es el Telescopio Espacial Hubble el único telescopio en el espacio?

    Mientras que sí es cierto que el Telescopio Espacial Hubble (HST, por sus siglas en inglés) es el observatorio en órbita más famoso, de ninguna manera es el único. Ha habido docenas de telescopios espaciales, incluyendo misiones pasadas, como el tremendamente exitoso Explorador del Fondo Cósmico (COBE) y el todavía operativo Observatorio de Rayos Gamma Compton (CGRO), el cual está ayudando a descifrar los misterios de las explosiones de rayos gamma.
    Como parte del programa de Grandes Observatorios de la NASA, el Telescopio Infrarrojo Espacial (SIRTF) será lanzado en el año 2001. Estos y muchos otros instrumentos proporcionan nueva y excitante información sobre el Universo no accesible desde tierra, así que muchos telescopios seguirán siendo enviados al espacio.

    ¿Cómo usan los astrónomos los telescopios espaciales?

    El procedimiento para usar los telescopios espaciales es un poco distinto de las observaciones tradicionales en telescopios terrestres. Los telescopios en órbita en el espacio se operan mediante control remoto desde estaciones en la Tierra, donde personal especialmente preparado apunta el telescopio a los objetivos específicos pedidos por los astrónomos en sus propuestas de observación. Este tipo de observación “selectiva” aprovecha muy bien el tiempo del telescopio –pueden completarse varios proyectos en un solo día. Por eso, muchos observatorios han empezado a usar este modelo también para las observaciones con telescopios terrestres.

    ¿Cómo se llama nuestra galaxia y como se formó?

    Nuestra galaxia se llama Vía Láctea y se formó a partir de una gigantesca concentración de Hidrógeno y  Helio producidos en el Big Bang. Todas las galaxias se formaron de manera similar. Ellas contienen miles de millones de estrellas que son las que iluminan el universo.

    ¿Que son los hoyos negros?
     
    Los hoyos negros son cuerpos que existen dentro de las galaxias y que debido a que están dotados de una enorme fuerza de gravedad pueden atraer planetas, estrellas  e incluso galaxias enteras. Ningún objeto que sea atraído por un hoyo negro puede liberarse de él.                                                             

    ¿Cuantas estrellas hay en la Vía Láctea?

    Las estimaciones más actuales hablan de entre 200 y 700 miles de millones de estrellas. Sin embargo, hay que añadir que este número podría aumentar en un futuro cercano, al mejorar nuestra habilidad para detectar las estrellas más débiles, llamadas "enanas rojas". Además, los estudios del movimiento orbital de las estrellas y el gas en la Vía Láctea durante las dos décadas pasadas, han llevado a los astrónomos a estimaciones más y más grandes del tamaño real de la Galaxia, lo cual implica que hay muchas más estrellas compartiendo nuestro hogar galáctico de las que inicialmente se pensaba.

    ¿Es cierta la existencia de un agujero negro en el centro de la Vía Láctea?

    Probablemente. Hay evidencia de que grandes agujeros negros ocupan el centro no solo de la Vía Láctea, si no de otras galaxias también. Por ejemplo, en el centro de la Vía Láctea, la presencia de un agujero negro masivo es la única explicación razonable para las enormes velocidades orbitales de las estrellas que hay alrededor del núcleo.
    Observaciones de otras galaxias muestran también mucha actividad en sus núcleos. La cantidad de energía que emiten parece ser mucho mayor de la que las estrellas solas pueden producir. Además, la región nuclear de donde la energía es emitida ocupa un volumen muy pequeño. Una inmensa cantidad de energía proveniente de un región del espacio minúscula es una de las más claras huellas que señalan la presencia de un agujero negro.
    Los astrónomos que exploran el Universo con radio telescopios han detectado una fuerte actividad concentrada en el núcleo de la Vía Láctea. Una posible causa podría ser la presencia de un agujero negro un millón de veces más masivo que el Sol. Es posible que un agujero negro habite en el centro de nuestra galaxia devorando materia sin cesar, pero tenemos mucho tiempo para averiguarlo antes de que la Galaxia entera se "vaya por el desagüe".

    ¿Cuan grande es nuestra galaxia?

    En una escala del 1 al 10, la Vía Láctea tendría un 6 o un 7. El 1 correspondería a las galaxias enanas, algunas de las cuales están en realidad orbitando alrededor de la Vía Láctea. El 10 serían las galaxias elípticas y espirales gigantes que forman el núcleo de súper-cúmulos de galaxias. Nuestra galaxia contiene, por lo menos, 200 miles de millones de estrellas. Las galaxias enanas contienen millones de estrellas, y las espirales y elípticas gigantes contienen más de un billón de estrellas.
    La materia luminosa de la Vía Láctea ocupa unos 100.000 años-luz de lado a lado, dónde el Sol está situado a unos 27.000 años-luz del centro. Sólo podemos ver la materia que brilla en el espacio, pero se cree que una gran parte de la Vía Láctea puede ser invisible, y por tanto, desconocida hoy por hoy. En realidad, nuestra galaxia podría ser mucho más grande de lo que pensamos.
    La Vía Láctea es la segunda galaxia más grande en el Grupo Local. La galaxia de Andrómeda es algo mayor que la Vía Láctea, y también pertenece al Grupo Local, junto con muchas otras galaxias elípticas e irregulares. Este (nuestro) grupo de galaxias ocupa unos 6.5 millones de años-luz.

    ¿Cual es la galaxia más cercana?

    La galaxia más cercana a la nuestra en una galaxia enana que ha sido descubierta recientemente, y que recibe el nombre de galaxia enana de Sagitario. Está situada en el lado opuesto del centro de la Vía Láctea, a unos 100000 años-luz. Estando tan cerca de nuestra galaxia, la cual tiene un tamaño mucho mayor, la galaxia enana de Sagitario está siendo despedazada por las fuerzas de marea y, en un futuro distante, ni siquiera será posible reconocerla como una galaxia independiente. Cuando esto suceda, el título de "galaxia vecina más cercana" caerá en las manos de la Gran Nube de Magallanes, una galaxia irregular situada meramente a 160.000 años-luz de nosotros.

    ¿Qué son las estrellas y como se forman?

    Las estrellas son los únicos astros que tienen luz propia en el Universo. Los planetas, los cometas y los satélites se pueden ver durante las noches  debido a que la luz de las estrellas se refleja en ellos. Las estrellas se forman a partir de una gran nube de Hidrógeno y Helio que se comienza a quemar.

               ¿Qué son los cometas y de donde vienen?

    Los cometas son bolas de hielo y rocas de unos 15 kilómetros de diámetro que orbitan el Sol una vez cada una determinada cantidad de años. Cuando el cometa se acerca al Sol comienza a derretirse por el calor formando una cola de partículas de hielo de millones de kilómetros de largo que es posible de ser reconocida a simple vista. El cometa Halley y otros similares viajan solo dentro del Sistema Solar pero hay otros que vienen de mucho mas lejos e incluso de otros sistemas planetarios. A los cometas se los considera los mensajeros del espacio ya que son portadores de información de lo que ocurre mas allá de las fronteras de nuestro sistema planetario.

    ¿Cuántas galaxias existen y cuantas estrellas tiene cada una?

    . Se cree que existen unas 100.000 millones de galaxias y cada una puede albergar a unas 100.000 a 400.000 millones de estrellas.

    ¿Es el Sol una estrella?

     Si, el Sol es una estrella similar a las que se observan de noche en el cielo. La 
    diferencia es que el Sol está muy cerca de la Tierra y por eso se ve grande y luminoso.

    ¿Cuántas galaxias hay en el Universo?

    Muchísimas. Dependiendo de la fuente, el número de galaxias en el Universo podría ser tan pequeño como 10 mil millones, o tan grande como 100 mil millones. El reciente descubrimiento de galaxias enanas de muy bajo brillo superficial, incluyendo una muy cercana a la Vía Láctea, y el enorme número de galaxias antiguas descubiertas en las imágenes del Telescopio Espacial Hubble en el proyecto bautizado como Campo Profundo Hubble ("Hubble Deep Field", en inglés), favorece la mayor de las estimaciones, la cual bien podría ser únicamente un límite inferior.

    ¿Qué lugar ocupa el Sol en la Vía Láctea?

    El Sol y nuestro sistema solar están en el "disco delgado" de nuestra galaxia - la colección de estrellas de edades jóvenes e intermedias que forman los brazos espirales de la Vía Láctea. En particular, el sistema solar cae en una banda conocida como el brazo del Cisne-Orión, a unos 27.000 años-luz del centro galáctico y 20.000 años-luz del extremo exterior del disco de la Galaxia.

    ¿Qué aspecto tienen las galaxias?

    Los astrónomos clasifican las galaxias principalmente por su forma - elíptica, espiral e irregular. Cada una de estas tres amplias categorías se divide en numerosas subclases dependiendo de características particulares - brazos espirales bien definidos, o difusos, brillo, redondez, tamaño, etc.

    En general, las galaxias elípticas son redondeados y compactos grupos de estrellas, mientras que las espirales reciben su nombre por los bellos brazos radiales que se enrollan hacia su centro. Las galaxias irregulares, como uno puede intuir, son aquellas cuyos "rasgos físicos" se encuentran distorsionados, complicando la tarea de clasificarlas definitivamente como elípticas o espirales.

    ¿Cuál es el tamaño y la edad del universo?

    Aunque los números exactos son motivo de debate, la mayoría de los astrónomos coincide en que el universo observable tiene entre 12 mil millones y 15 mil millones de años, si basamos el ritmo actual de expansión del universo remontándonos a su comienzo en el Big Bang o Gran Explosión. Para quienquiera que lo observe, el tamaño aparente del universo está marcado por la velocidad de la luz viajando por esos 12 mil o 15 mil millones de años y, por eso, el punto más alejado que podemos ver (o del que podemos tener alguna información) se halla a unos 12 mil o 15 mil millones de años de distancia.
    Unos astrónomos que usan el Telescopio Espacial Hubble para observar 18 galaxias cercanas, sitúan la edad del universo en torno a los 13.7 mil millones de años. En concreto, han mirado estrellas pulsantes en el interior de las galaxias. Midiendo la velocidad a la que pulsan, los astrónomos determinaron su brillo verdadero lo cual reveló, a su vez, su distancia.
    Las observaciones de otro vehículo espacial, que midió unas "ondulaciones" diminutas en los primeros momentos del universo, coinciden con las estimaciones del Hubble.
    Las verdaderas dimensiones espaciales del universo son, en cierto sentido, algo completamente distinto, y varían dependiendo de los valores que les demos a ciertas cantidades cosmológicas, entre ellas la densidad global del universo y su ritmo de expansión. Si nuestro universo es "abierto," es decir, si va a seguir expandiéndose mientras exista, su tamaño físico actual es infinito; un universo "cerrado" -que terminará colapsándose- podría tener una circunferencia de hasta 100 mil millones de años. Conviene indicar que, en el segundo caso, el universo no tiene que tener necesariamente un "límite"; en el extraño mundo de la geometría multidimensional de espacio y tiempo, no hay separaciones bruscas entre los "limites," sino más bien una continuidad.

    ¿De qué está hecho el Universo?

    La materia visible en el Universo, de la que se forman las galaxias, se compone aproximadamente de:
    • Hidrógeno: 72-75%
    • Helio: 23-26%
    • Todos los demás elementos: < 2
    Mientras el proceso de la fusión nuclear en los núcleos estelares ha ido incrementando (muy poco) las cantidades de helio, y producido prácticamente todos los otros elementos más pesados, estas cifras no han cambiado prácticamente desde el comienzo del Universo.
    La gran mayoría del material en el Universo, quizás tanto como un 90%, no es visible. Se le conoce como "materia oscura" y su presencia se revela únicamente a través de su efecto gravitatorio sobre otros objetos, tales como galaxias en grandes cúmulos. Los astrónomos,
    enfrentados con el misterio de la naturaleza de una fracción tan grande del Universo, han propuesto una serie de hipótesis, algunas un tanto exóticas. Por ejemplo, partículas masivas interactuantes (WIMPS, por sus siglas en inglés) como los neutrinos, u objetos masivos y compactos del halo (MACHOs) como enanas marrones. Los resultados de los estudios llevados a cabo sobre estas opciones han sido inconclusos, y la verdadera naturaleza de la "materia oscura", y por tanto puede que de la mayor parte del Universo, sigue en el aire.

    ¿Qué quieren decir los científicos cuando dicen que el espacio está "curvado"?

    El Espacio está realmente curvado - en cuatro dimensiones. Mucha gente piensa que la cuarta dimensión es simplemente el tiempo y, en algunas ecuaciones astronómicas, así es. Einstein usó el tiempo como una cuarta dimensión para describir un sistema de coordenadas llamado espacio-tiempo. Este es el escenario en el que los planetas, estrellas, galaxias - toda la materia del Universo - hacen su papel gravitatorio. En la teoría de la Relatividad de Einstein, el tiempo nos ayuda a entender la experiencia tri-dimensional de la gravedad.
    Pero el tiempo no es una dimensión espacial como las otras tres que nos son familiares. De forma diferente a la anchura, longitud y altura, sabemos que el tiempo solo se mueve en una única dirección: del pasado al futuro. De esta manera, el tiempo sirve meramente como banco de medidas para nuestras experiencias personales y nuestras leyes de la física.
    Algunas ecuaciones teóricas incorporan muchas otras "dimensiones" - velocidad, temperatura, o densidad, por ejemplo.
    Para ayudarte a imaginarte un espacio curvado en cuatro dimensiones, haz una visita al país Plano, un mundo de dos dimensiones lleno de seres cuadrados, triangulares y circulares. Si ayuda, dibuja el país Plano y sus residentes en una hoja de papel y ponla sobre una mesa.
    Las leyes del espacio 2D, tales como las entienden los seres 2D, restringen el movimiento de la luz - y de cualquier otra cosa- al plano de la hoja. En realidad no existirían el "arriba"y "abajo", de modo que como un ser tridimensional, tus acciones violarían las leyes de la física de los habitantes del país Plano. Coloca la punta de tus dedos sobre el país Plano - aparecerás antes los habitantes en varios sitios a la vez. Saluda al país - tu voz es, por supuesto, omnipresente. Mientras que los habitantes del país Plano no pueden ver más allá de sus límites, para ti no son más que simples formas geométricas.
    Independientemente del número de dimensiones que describen un espacio, la curvatura de ese espacio, por definición, implica la existencia de, por lo menos, una más. En otras palabras, una dimensión adicional debe existir de forma que las demás se curven sobre ella. Tú puedes curvar el país Plano en tu realidad tridimensional enrollando la hoja de papel en un tubo, doblándola para hacer un avión de papel, o simplemente estrujar la hoja y hacer una pelota. El resultado de estas acciones no sería inmediatamente visible para los habitantes del país Plano, ya que la luz seguiría viajando en líneas rectas dentro de su espacio 2D. Sin embargo, sí que experimentarían algunos fenómenos interesantes - los residentes triangulares podrían encontrarse con que sus ángulos interiores ya no suman 180 grados, y las líneas antes paralelas comenzarían a cruzarse.
    Si un ser 4D decide "arrugar" nuestro espacio 3D, como le sucedió al país Plano, nosotros tampoco notaríamos nada inmediatamente. Notaríamos algunos fenómenos inusuales, como ir caminando hacia el buzón de correo y aparecer en Mongolia. Los científicos creen que nuestro espacio está suavemente curvado - más como una pelota que como una hoja de papel estrujada - y así los efectos sólo se notan en escalas cosmológicas. Como seres 3D, solo experimentamos la "superficie" de la pelota 4D, de la misma manera que los habitantes del país Plano solo experimentan 2 dimensiones en su espacio que tú puedes curvar en tres dimensiones.

    ¿Cual es la diferencia entre un eclipse lunar y uno solar?

    Desde nuestra perspectiva sobre la Tierra, hay únicamente dos tipos de eclipses que pueden tener lugar: el eclipse lunar, cuando la sombra de la Tierra bloquea a la Luna, y solar, cuando la Luna obstruye al Sol.
    Cuando la Luna pasa entre el Sol y la Tierra, la sombra lunar se ve como un eclipse solar desde la Tierra. Cuando la Tierra pasa directamente entre el Sol y la Luna, su sombra crea un eclipse lunar.
    Los eclipses lunares solamente pueden suceder cuando la Luna se coloca opuesta al Sol en el cielo, lo cual tiene lugar una vez al mes y recibe el nombre de Luna llena. Pero no hay eclipses lunares todos los meses, debido a que la órbita de la Luna está inclinada cinco grados respecto a la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Sin está inclinación, tendríamos eclipses lunares todos los meses.
    Los eclipses lunares y solares ocurren aproximadamente con la misma frecuencia. Sin embargo, los eclipses lunares son más fáciles de ver debido a que la Tierra proyecta una sombra mucho mayor sobre la luna durante un eclipse lunar de la que la Luna proyecta sobre la Tierra durante un eclipse solar.

    ¿Cuándo son los siguientes eclipses solares y lunares?

    Las horas exactas de los eclipses, así como su aspecto, depende del lugar desde donde se observen. Para más detalles, visita la Página de Eclipses de la NASA: http://sunearth.gsfc.nasa.gov/eclipse/eclipse.html

    ¿Con qué frecuencia se alinean todos los planetas?

    Los alineamientos de los rápidos planetas interiores pueden suceder cada pocos meses, pero los alineamientos que incluyen alguno de los planetas exteriores (Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón), que son mucho más lentos en su movimiento orbital alrededor del Sol, son muchísimo menos frecuentes aunque, eso sí, cuando ocurren duran mucho más.
    Una vez cada 100 años, más o menos, seis o más planetas se alinean y aparecen juntos dentro de una pequeña zona del cielo. Una conjunción de este tipo ocurrió el 5 de Mayo de 2000, cuando la Luna y todos los planetas, excepto Urano, Neptuno y Plutón estaban dentro de unos 15 grados del Sol. Ahora bien, ,no tienen nada que temer, encuentros como éste han tenido lugar decenas de miles de veces en el pasado, sin que se observara ninguna consecuencia.

    ¿Por qué las estrellas centellean?

    Debido a que están situadas a distancias enormes, las estrellas aparecen ante nuestros ojos como puntos en el cielo nocturno. Además, como consecuencia de irregularidades en la atmósfera terrestre, la luz de las estrellas no sigue un camino perfectamente recto a través de la atmósfera, lo cual produce cambios aparentes de color - el típico centelleo.
    Los planetas, en cambio, no aparecen como puntos, si no como círculos pequeñísimos, pero con el tamaño suficiente para contrarrestar el efecto distorsionante producido por la turbulencia atmosférica. Son objetos "extensos", en contraposición con las estrellas, que son objetos "puntuales", y solo centellean cuando su luz pasa por grandes cantidades de atmósfera, por ejemplo cuando están cerca del horizonte.

    ¿Por qué las estrellas no son visibles durante el día?

    Las estrellas no se ven de día debido a que la atmósfera terrestre dispersa la luz solar por todo el cielo. Distinguir la pequeña luz de una estrella lejana dentro de la sábana de fotones que provienen del Sol es tan difícil como distinguir un copo de nieve en un paisaje nevado.

    ¿Cuál es la diferencia entre la estrella del amanecer y la estrella del crepúsculo?

    Lo que mucha gente llama estrella del amanecer o del crepúsculo es en realidad un planeta, normalmente Venus aunque algunas veces Júpiter, Saturno o Marte. Cuando uno de ellos aparece cerca del Sol, visto desde la Tierra, los observadores del atardecer o del amanecer disfrutan del brillo de uno de nuestros vecinos planetarios, el cual puede ser más intenso que ninguna de las verdaderas estrellas en el cielo nocturno. La distinción entre "amanecer" y "crepúsculo" simplemente se refiere al momento en  que el planeta es visible.
    Debido al movimiento orbital de los planetas alrededor del Sol, un planeta puede ser "estrella del amanecer" en una corta época al año y, más tarde, a medida que su órbita le lleva por detrás del Sol hasta el otro lado, aparece de nuevo como una "estrella del crepúsculo".

    ¿Se ve la Vía Láctea desde la Tierra?

    Puesto que estamos enterrados dentro de un brazo espiral de nuestra Galaxia, vemos más bien los "árboles" que el "bosque", pero la banda estrellada de la Vía Láctea es una de las más espectaculares e inspiradoras vistas en el cielo nocturno.
     El mejor momento para ver la Vía Láctea es a mediados y finales del verano, y también a mediados del invierno, cuando la luz difusa de cientos de nubes de estrellas dibuja un arco sobre nuestras cabezas en las primeras horas de la noche. Lo ideal es estar en un sitio oscuro, sin luces artificiales alrededor, pero la brillante imagen de la Vía Láctea es incluso visible desde áreas suburbanas.

    ¿Qué son las estrellas fugaces?

    "Estrellas fugaces" es el nombre que la gente ha usado durante muchos siglos para referirse a los meteoros, intensos flashes de luces que se mueven producidos por pequeños trozos de rocas interplanetarias y escombros colisionando e incendiándose al entrar en las capas altas de la atmósfera terrestre. Viajando a miles de kilómetros por hora, estás fragmentos de rocas se queman rápidamente por fricción con la atmósfera a una altura entre 45 y 120 kilómetros de altura sobre el suelo. Casi todos se destruyen en este proceso, y los pocos que sobreviven y alcanzan el suelo se conocen como meteoritos.
    Cuando un meteoro aparece en el cielo, parece que cruza una parte del cielo muy rápidamente, y su pequeño tamaño e intenso brillo hacen que la gente piense que son estrellas. Si tienes la suerte de ver un meteorito (un meteoro que llega a alcanzar el suelo), y ver donde cae, será fácil que pienses que acabas de ver una estrella caer.

    ¿De dónde provienen los nombres de las constelaciones?

    La mayoría de los nombres de las constelaciones proviene del latín, de la época del imperio Romano, pero su significado a menudo se origina en el pasado más remoto de la civilización humana. El Escorpión, por ejemplo, debe su nombre a la palabra latina Scorpio, pero ya los antiguos jeroglíficos egipcios de antes del año 3000 A.C. se refieren a
    este grupo de estrellas como "Ip", el rey Escorpión. Orión, el cazador, tiene un nombre griego, pero ya se relacionaba con la figura de un cazador desde los tiempos de antigua Babilonia.
    Por supuesto que muchos de los nombres de las constelaciones son más modernos - Telescopii, los telescopios, es un ejemplo obvio. En realidad, en el siglo XIX el cielo nocturno estaba repleto de constelaciones que a menudo se solapaban contradictoriamente, y existían diferentes escuelas de Astronomía que preparaban sus propias versiones de los mapas de estrellas. Para aclarar la confusión, la Unión Astronómica International (UAI) asignó nombres y límites de forma oficial a 88 constelaciones en 1930, de forma que todo el cielo queda cubierto por las mismas.

    ¿Qué equipamiento se necesita para observar las estrellas?

    El mejor equipamiento para observar las estrellas sigue siendo el menos caro de todos: un par de ojos abiertos como platos. En pocas palabras, no existe sustituto alguno a la sensación de sumergir la mirada en el cielo, de horizonte a horizonte, bajo el arco resplandeciente de la Vía Láctea, como los humanos han hecho desde tiempos remotos.
    A partir de ahí, el siguiente equipamiento del cazador de estrellas es un buen par de prismáticos. Son baratos, portátiles, y son un buen equilibrio entre magnificación y capacidad colectora de luz. Además, los binoculares proporcionan un campo de visión muy amplio, lo cual es de gran ayuda para encontrar nuestro objetivo en campos densamente poblados de estrellas.
    Hablando de encontrar nuestro objetivo, un mapa del cielo, ya sea un detallado atlas estelar o uno de los mapas que revistas como Universo publican mensualmente, será de gran ayuda, poniendo un orden a la gran riqueza de objetos astronómicos. A menudo estos mapas detallan las posiciones de algunos planetas; éstos han sido el blanco favorito de los observadores a lo largo de la historia. Asegúrate de llevar una luz roja para mirar a tus mapas; la luz blanca de un linterna arruinaran la sensibilidad de tus ojos. Utilizando simplemente un poco de celofán rojo ya notarás una gran diferencia.
    Por supuesto, los telescopios están en la mente de todos. Existen muy buenos modelos disponibles para el observador casual que suponen un equilibrio entre aumento, portabilidad y precio. La mayoría de los fabricantes de telescopios publican guías de sus productos que se distribuyen gratuitamente, y proporcionan la información fundamental para hacer un compra inteligente. Un potencial comprador debe considerar las condiciones de observación en su sitio habitual: es imposible sacarle partido a los mejores y más grandes telescopios en zonas urbanas o en general donde se dan un alto grado de polución lumínica o cualquier otra causa que degrade la calidad del cielo.
    Finalmente, recuerda incluir algunas comodidades cuando vayas a observar. Inclinar la cabeza hacia atrás para observar el cielo durante toda la noche puede llegar a ser muy incómodo, por lo que una silla reclinable puede ser genial para tu espalda. Las noches pueden ser frías, y una manta y un termo de café ayudarán a mantenerte caliente, y despierto.

    ¿Cómo puedo encontrar un buen lugar para la observación?

    Los tres atributos fundamentales de un sitio de observación son: cielo oscuro, cielo oscuro y !qué el cielo esté muy, muy oscuro! La contaminación lumínica es el peor enemigo de un observador dedicado. La cercanía de luces artificiales simplemente machaca el delicado brillo de las nebulosas, cúmulos e incluso el ardiente brillo de las densas nubes de estrellas que forman el arco de la Vía Láctea. Por esta sencilla razón, los mejores sitios para ver el cielo son casi siempre en remotas áreas rurales, lejos de las luces de pueblos y ciudades. Ahora bien, afortunadamente, existen notables excepciones: debido a nuevas normas de iluminación, en muchos casos dedicadas fundamentalmente al ahorro de energía, muchos pueblos están siendo testigos de un auténtico renacimiento en cuanto a la oscuridad de sus cielos nocturnos, e incluso en grandes ciudades como Tucson, Arizona, es posible observar vistas de la Vía Láctea desde el corazón del centro de la ciudad.
    En el norte de Chile, en ciudades como La Serena, también se está luchando por revertir este tipo de contaminación.
    La altura también ayuda, y es la principal razón por la que la mayoría de los observatorios están situados en cumbres de montañas. Las turbulencias en la atmósfera de la Tierra disminuyen la calidad de imagen, especialmente para observaciones detalladas con telescopios, por lo que subir tan alto como sea posible ayuda a conseguir imágenes más claras y estables de los objetos astronómicos. La clave de que el Telescopio Espacial Hubble funcione tan bien es precisamente que está situado sobre al atmósfera.
    En general, siempre es posible encontrar un sitio de observación en una colina suficientemente alejada de la ciudad para eliminar la mayoría de los efectos contaminantes de las luces urbanas, pero con un acceso razonablemente fácil, de tal forma que no se tarde mucho en llegar allí si una noche nublada se vuelve transparente de improviso. La asociación de astrónomos aficionados local puede ser una excelente fuente de información, y otros observadores más experimentados pueden recomendarte sitios cercanos.

    ¿Cómo puedo identificar estrellas y planetas en el cielo nocturno?

    Para el observador casual, encontrar e identificar estrellas, planetas, y otros objetos en el cielo nocturno es una tarea que se facilita enormemente con la ayuda de un mapa de estrellas. Existen muchos buenos libros que contienen extensos mapas del cielo con las posiciones de las estrellas, y revistas como Universo, Astronomy, y Sky & Telescope proporcionan mapas mensuales que muestran las posiciones de los planetas.
    Sin embargo, observaciones más cuidadosas requieren una comprensión de las escalas que los astrónomos utilizan para medir posiciones sobre la "superficie" imaginaria del cielo nocturno. Existen dos sistemas de coordenadas fundamentales; el primer método utiliza dos ángulos sobre la esfera terrestre, la ascensión recta y la declinación, que de forma equivalente a como son usadas la longitud y latitud sobre al superficie esférica de la Tierra, están definidos para no variar significativamente con el tiempo, para un objeto determinado.
    Un sistema más intuitivo describe las posiciones de los objetos por su altitud en grados sobre el horizonte y el ángulo dado por una brújula relativo al Norte (azimut). El problema de este sistema es que las coordenadas dependen de la posición del observador sobre la Tierra, y además la posición de cada objeto, y por tanto su altitud y azimut, varía continuamente durante la noche, a medida que la Tierra rota sobre si misma. A pesar de todo, la simplicidad de este sistema hace que sea muy utilizado por calendarios y revistas, los cuales se refieren a posiciones sobre el horizonte local y a cuan alto sobre el horizonte hay que mirar.

    Una herramienta muy útil para utilizar cualquiera de estos dos métodos de localización está muy convenientemente en tu propio brazo. Extendiendo tu brazo al máximo, puedes medir de forma aproximada ángulos. Por ejemplo, la anchura aparente de un dedo a la distancia del brazo estirado, es aproximadamente un grado, y la muñeca cubre alrededor de 10 grados. El diagrama mostrado a continuación explica algunos otras medidas que tenemos "a mano".
    Resumiendo, con un mapa de estrellas, unos pequeños conocimientos sobre los sistemas de coordenadas, y quizás unos cuantos meneos de brazos, cualquier observador puede encontrar la práctica totalidad de los objetos visibles.

    ¿Por qué los planetas cambian de posición en el cielo?

    Los planetas parecen cambiar de posición en comparación con las estrellas "fijas", debido al movimiento relativo de la Tierra y los planetas alrededor del Sol. Los rápidos planetas
    interiores Venus y Mercurio pueden moverse significativamente en el cielo desde sus apariciones en la mañana y tarde. Los gigantes planetas exteriores (a la órbita del Sol) tales como Júpiter o Saturno, que tardan en completar una órbita hasta décadas, parecen moverse más lentamente alrededor del fondo de estrellas.

    ¿Cómo cambia nuestra visión del cielo nocturno a lo largo del año?

    A medida que la Tierra se mueve en su órbita alrededor del Sol, el lado nocturno de nuestro planeta apunta hacia diferentes direcciones en diferentes momentos del año.
    En un sol día, las posiciones de las estrellas no parecen haber cambiado demasiado, pero a medida que las estaciones cambian, las constelaciones de invierno de Orión y Canis Mayor son reemplazadas en verano por la cola rizada del Escorpión y las estrellas del Triángulo del Verano.
    Este efecto es mayor cerca del ecuador celeste, las estrellas que están muy cerca de los polos, denominadas circumpolares, como la estrella Polar, o las que forman la Osa Mayor, permanecen visibles durante todo el año.

    ¿Como puede uno informar en caso de que vea objetos inusuales en el cielo?

    Depende de lo que uno crea haber visto. Si crees que has descubierto un nuevo miembro de una clase de objetos conocidos - un cometa, asteroide o incluso una supernova - deberías contactar la Unión Astronómica Internacional tan pronto como sea posible. Si tu descubrimiento se verifica posteriormente, podrías adquirir una cierta inmortalidad astronómica, como por ejemplo Hale y Boop.
    El Centro de Datos sobre Bólidos de la Organización Internacional de Observadores de Meteoros almacena toda la información disponible sobre meteoros e impactos de meteoritos. El Centro Nacional de Información sobre OVNIs guarda información sobre avistamientos de otros fenómenos inusuales. Más información está disponible siguiendo las conexiones que damos debajo.

    ¿Qué tienen que ver los signos del zodiaco con la Astronomía?

    Aunque mucha gente comienza el día echando un vistazo a su horóscopo en el periódico, las 12 constelaciones del zodiaco no son más importantes para los astrónomos que ninguna de las otras 76 constelaciones. El hecho de que sean esas 12 constelaciones las que forman el zodiaco se deriva de que están situadas a lo largo de la eclíptica, el estrecho camino que siguen en el cielo el Sol, la Luna, y los planetas. Desde tiempos remotos el Sol, la Luna y los planetas han sido reconocidos como objetos astronómicos "especiales". Se mueven de forma diferente al fondo de estrellas del zodiaco, las cuales mantienen sus posiciones relativas. Los antiguos razonaron que las constelaciones zodiacales debían ser muy especiales para marcar el camino del Sol, la Luna y los Planetas, y así daban gran importancia a las posiciones relativas de las "estrellas especiales". La auténtica astronomía científica tiene realmente sus raíces en los astrólogos de la antigüedad que intentaban predecir el futuro encuentro de, por ejemplo, Júpiter con el planeta rojo, Marte, sobre el toro en plena embestida, Tauro. Tales encuentros podían constituir un claro augurio para aquellos que creían que los planetas representaban a los dioses.

    ¿Es posible ver algún satélite artificial desde la Tierra?

    Bajo un cielo oscuro, es posible ver uno o varios de los cientos de satélites artificiales que orbitan alrededor de la Tierra cualquier noche del año. Busca objetos puntuales débiles que se muevan en el cielo. La luz del satélite es luz reflejada del Sol, y debido a que rotan sobre si mismos, a medida que enseñan diferentes caras de su superficie al Sol, parece parpadear. Además, al pasar por la sombra de la Tierra, parece que desaparecen de repente. Identificar satélites geoestacionarios, cuyas posiciones permanecen fijas sobre al Tierra, es más difícil, y requiere datos exactos sobre su localización.
    También la estación espacial internacional es visible desde la Tierra.

    ¿Qué es la Astronomía?

    La astronomía se puede definir como la ciencia que estudia los cuerpos celestes del Universo, incluyendo Planetas y sus satélites, cometas y meteoroides, Estrellas y materia interestelar, los sistemas de estrellas llamados Galaxias y los cúmulos de galaxias. En resumen, es la ciencia que estudia el origen, el desarrollo y la composición de los astros y las leyes de su movimiento en el Universo.


    ¿Cuál es el origen del Universo?


    La formación del Universo ha sido desde siempre una de las grandes incógnitas que ha preocupado a gran parte de los astrónomos a lo largo de la historia. Los científicos han logrado determinar que todo se inicio hace 14 mil millones de años cuando un punto de energía muy brillante infinitamente caliente explotó, es lo que se conoce como Big Bang. Sin embargo muchas veces nos preguntamos ¿qué había antes de esto? O ¿qué causó la gran explosión?. La respuesta es nada, ya que, antes de la expansión del Universo no había materia, espacio ni tiempo En un comienzo lo único que se podía percibir era una inmensa bola de fuego, época que se conoció como la era de los leptones. Aún no podemos hablar de la existencia de átomos, ya que sus tres constituyentes principales -neutrones, electrones y protones- tenían la capacidad de convivir en equilibrio junto a otras partículas. Más tarde la temperatura de esta enorme bola bajó considerablemente, y solo se centraría la atención en los protones, electrones y neutrones, desapareciendo el resto de las partículas.


    ¿El Universo es infinito?


    Según los últimos descubrimientos realizados en 1998, el Universo no sería infinito. Se encuentra en una expansión acelerada.
    Para darnos una idea de esto a partir del modelo de expansión producto del Big Bang, una aproximación que nos ubique es tomar un globo y dibujar galaxias sobre el. Posteriormente lo inflamos y veremos, en principio, como las galaxias se alejan unas de otras. El Universo es la piel del globo. No es infinito porque tiene un radio. Puede considerarse ilimitado, ya que si ponemos a una hormiga a caminar sobre el globo, su traslado no encontrará un límite.
    Sin embargo, hay que aclarar que la forma del Universo no sería precisamente esférica como nos la sugiere el globo. De acuerdo a los últimos hallazgos, la forma del Universo es próxima a una curvatura negativa. Esto lo podemos ver en una silla de montar.


    ¿Por qué el cielo es azul?


    Realmente, no es polvo interestelar que es responsable del color del cielo durante el día y el Sol por mañana en la tarde. Es la dispersión dentro de la atmósfera de la tierra que es responsable. La luz visible es la región del espectro electromagnético con longitudes de onda a partir de 0.00000035 metros (luz violeta) a 0.00000075 metros (luz roja). La luz viaja generalmente en una trayectoria de la línea recta, pero puede ser dispersada por las partículas tales como las moléculas del nitrógeno en la atmósfera de la Tierra . Esto significa que las porciones de la energía ligera están enviadas apagado en diversas direcciones


    ¿Qué es una estrella?


    Es una gran masa de hidrógeno, helio y otros elementos en menor proporción, todos en forma gaseosa. Mientras que la gravedad atrae a estos materiales hacia adentro, la presión de los gases calientes los empuja hacia afuera, de lo que resulta un equilibrio estable. La fuente de energia de la estrella radica en su núcleo, donde millones de toneladas de hidrógeno se funden cada segundo y forman helio. Aunque este proceso lleva repitiéndose en el Sol casi cinco millones de años, sólo se consumido un pequeño porcentaje de su caudal de hidrógeno; se halla en la flor de la vida, en la fase de secuencia principal.


    ¿Cuántas estrellas hay?


    Es difícil saberlo. Las estrellas se concentran en grandes aglomeraciones estelares llamadas galaxias. Nuestra estrella, el Sol, se encuentra en una de esas galaxias llamada Vía Láctea, con una población calculada en 200 mil millones de estrellas. Hay aproximadamente 200 mil millones de galaxias en el Universo observable y cada una puede tener un número similar de estrellas como la Vía Láctea. Por otra parte, no nos es posible por ahora saber la totalidad de galaxias existentes y por lo tanto un total de estrellas.
    Los números indicados no son el resultado de contar estrellas individuales en todo el cielo, sino de tomar muestras por sectores del cielo y dependiendo de la dirección que se mira en la Vía Láctea, para hacer estimaciones. Por otra parte, tenemos que considerar que puede haber muchas estrellas pequeñas, como las enanas rojas o enanas cafés, que no son visibles a grandes distancias, afectando así estas estimaciones. Así, es posible que el número de estrellas en cada galaxia sea mucho mayor del actualmente estimado.


    ¿Qué es una Enana Roja?


    En el extremo más pálido de la secuencia principal están las más comunes, las enanas rojas, que, siendo más pequeñas que el Sol, dosifican meticulosamente el combustible para prolongar su vida decenas de millones de años. Si pudiéramos verlas todas, el cielo estaría plagado de estrellas, al igual que el sector inferior derecho del diagrama HR, pero son tan débiles que sólo podemos observar las más cercanas, como Próxima Centauri, la más inmediata a la Tierra


    ¿Qué es una Enana Blanca?


    Más pequeñas que las enanas rojas, generalmente rondan el tamaño de la Tierra, pero con la masa del Sol, lo que supone que un volumen de enanas blancas del tamaño de un libro tendría una masa de... ¡10.000 toneladas, aproximadamente!. Su posición en el diagrama HR se marca con bastante diferencia de la de las enanas. Son «estrellas» cuyo fuego nuclear se han apagado


    ¿Qué es una Supernova?


    Las supernovas son la representación de la muerte de estrellas supermasivas viejas que alcanzan sus últimas fases de evolución. El proceso ocurre cuando una estrellas de masa nuclear mayor a 1,4 masas solares se encuentran en la fase de supergigante roja y se hace inestable, provocando una explosión que lanza materia de su envoltura a gran velocidad. La inestabilidad es causada por la pérdida de energía, pues al acumularse hierro en su núcleo se ve limitada la fusión y sólo resta la gravedad para el colapso. Éste núcleo absorbe energía endotérmicamente en el proceso, producto del calentamiento por presión, que lo conduce a formar helio y neutrones, por lo que se contrae y colapsa, generando así ondas de choques de altas energías que impulsan y eyectan las capas exteriores


    ¿Cómo se formó la Luna?


    La Tierra es el único de los Planetas interiores que tiene un satélite natural propio, La Luna. Diversas teorías explican cómo ocurrió. Es conocida la idea de que hace 4.5 millones de años algunos objetos grandes golpearon la Tierra y arrojaron materiales que se juntaron en su órbita alrededor de ésta. Las piezas chocaron entre sí repetidamente, se amalgamaron y se fundieron para finalmente enfriarse y convertirse en la Luna. con el transcurso del tiempo ésta se ha ido separando de la Tierra como consecuencias de las mismas fuerzas de atracción que provocan las mareas en los mares de nuestro planeta.


    ¿Por qué la Luna no tiene rotación?


    La Luna sí tiene rotación. Equivocadamente interpretamos el hecho de que la Luna presente siempre la misma cara hacia la Tierra como falta de rotación en torno a su eje. Sin embargo, precisamente su rotación, que ocurre en el mismo tiempo que la traslación en torno a la Tierra, es la que permite este fenómeno.
    Esto puede ser comprobado fácilmente con el siguiente ejercicio: dos personas hagan el papel de la Tierra y la Luna; la persona que sea la Luna deberá girar en torno a la "Tierra" pero siempre viendo a ésta. Al concluir la vuelta alrededor de la Tierra, habrá tenido que girar sobre si misma. Si en el mismo ejercicio iluminamos a ambas personas desde un punto, podremos reconocer como las fases de la Luna son el resultado del cambio de visibilidad de la cara iluminada al trasladarse nuestro satélite en torno a la Tierra.


    ¿A que distancia se encuentra la Luna?


    La Luna se encuentra a una distancia de 384.403 km de la Tierra.


    ¿Qué son las Pléyades?


    Las Pléyades (también conocidas como las Siete Hermanas o M45), en la constelación de Tauro, es un famoso cúmulo abierto. En él se pueden distinguir seis o siete estrellas a simple vista y, mediante el telescopio, se puede ver otras más débiles. No muy lejos de las Pléyades está Aldebarán, el ojo sanguinolento de Taurus -el Toro-, y un poco más allá, un grupo de estrellas en forma de V, que componen el cúmulo de Hyades, uno de los más «cerrados» de los racimos abiertos
    ¿Qué es el año luz?


    Es un sistema de medida de grandes distancias y no tiene nada que ver con el tiempo. Un año luz es la distancia que recorre un rayo de luz durante un año a la velocidad de 299,793 km/seg., siendo equivalente a 9,454,272,048,000 km (casi nueve y medio billones de km). Así podemos decir que la Luna, a una distancia media de 384,000 km se encuentra a un poco más de un segundo luz de nosotros; el Sol se encontraría a 8 minutos luz, Plutón a 4 horas luz y el sistema estelar más próximo, Alpha Centauri, a 4,3 años luz. La famosa Galaxia de Andrómeda dista más de 2 millones de años luz de nosotros y las galaxias y quasars más alejados visibles con el telescopio espacial estarían hasta a 14 mil millones de años luz.


    ¿Existe vida en otras partes del Universo?


    Por la Ley de Probabilidades es muy posible. Sólo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, se estima una población mayor a los 200,000 millones de estrellas. Son visibles, al menos, unas 5 mil millones de galaxias y se estima en realidad hay unos 200 mil millones, cada una con un número similar de estrellas a la Vía Láctea. Es casi imposible pensar que sólo un planeta, de una de esas estrellas, de una sola galaxia, ha reunido las condiciones suficientes para que se origine la vida. Por otra parte, es muy probable que cada estrella tuviese al menos dos planetas, por lo que el número de planetas sería el doble del número de estrellas.
    Es importante considerar también que hablar de vida en lo general puede significar referirse desde bacterias o microorganismos unicelulares muy rudimentarios. Hablar de una especie tan compleja como el ser humano implica referirse en cierta forma a vida inteligente. La vida en general puede ser más abundante de lo que suponemos. Esta como muestra el aún discutido descubrimiento en 1996 de fósiles de bacterias en un meteorito marciano localizado en la Antártida. El satélite natural de Júpiter, Europa, podría contar con un océano bajo su suelo congelado en el cual se presentaran temperaturas y condiciones de vida rudimentaria. Por otra parte, el reciente descubrimiento de posibles mantos acuíferos en el planeta Marte también alienta la existencia de vida rudimentaria en ese planeta


    ¿A que distancia se encuentra el Sol?


    El Sol se encuentra a una distancia de 150 millones de km de la Tierra.


    ¿Tiene rotación el Sol?


    Si, la tiene, aunque es diferente a la de la Tierra. La Tierra gira en gran parte como un sólido, pero el Sol es una concentración de gases a alta temperatura llamado plasma. En su atmósfera externa visible, llamada fotósfera, el Sol tiene rotación diferencial, lo que significa una mayor velocidad en el ecuador que en los polos. Así la rotación del Sol varía desde 24 días en el ecuador hasta 34 días en los polos. Se maneja típicamente un valor promedio de 27.2756 días. Otras capas como la cromósfera y la corona giran a velocidades diferentes y, se estima que a cierta profundidad, el Sol gira como un sólido.


    ¿Por qué las estrellas son de colores?


    Por sus temperaturas, que están asociadas directamente al color. Las estrellas de más altas temperaturas son visibles como azules o moradas, mientras que las de menor temperatura son rojizas.
    Si observamos con cuidado el cielo nocturno y, en especial, las estrellas más brillantes, podremos percibir tonalidades de color. Esto no ocurre con las estrellas débiles porque los conos, nuestras células fotoreceptoras del color, funcionan sólo ante ciertos niveles de luminosidad. Esto es lo que provoca que al inicio de la noche veamos todo en blanco y negro. Sin embargo, observando estrellas débiles al telescopio podemos de nuevo percibir el color al captar más luz.


    ¿Hay material sólido en un cometa?


    Si lo hay, encontrándose fundamentalmente en el núcleo de los cometas. El núcleo de un cometa típicamente mide entre 5 y 15 km de diámetro y ahí se concentra la mayor cantidad de materia del cometa. Un caso excepcional ha sido el núcleo del Cometa Hale-Bopp que fue visible en 1997. Se estima que tenía un diámetro cercano a los 50 km


    ¿Cómo envían las fotos los satélites y las sondas espaciales?


    Por señales de radio. Las naves obtienen imágenes digitalizadas que son trasmitidas a la Tierra como pulsos. Estos pulsos son recibidos por antenas en Tierra y luego enviadas a los centros de control y operación donde los equipos de computo los procesan y convierten en imágenes.


    ¿Está vacío el espacio?


    El vacío perfecto no existe. En principio el vacío intergaláctico contiene, aunque a muy baja densidad, rastros de hidrógeno. Por otra parte, la energía inunda literalmente el espacio.
    Algo interesante es que, por interacción, en cualquier punto del espacio se están formando pares de partículas, como el electrón y el positrón, que sobreviven muy poco tiempo y posteriormente terminan aniquilándose y convirtiéndose de nuevo en energía.


    ¿A que distancia están las constelaciones?


    No podemos marcar una distancia hacia una constelación, ya que son sólo grupos de estrellas que han sido asociados por el ser humano en forma arbitraria con figuras de animales, objetos o personajes, lo cual es muy útil para reconocer los cuerpos en el cielo. Así, no hay relación entre las estrellas que forman una constelación y normalmente son muy diferentes las distancias de las estrellas que las forman. Mientras unas pueden estar muy próximas, otras estarán muy lejanas.
    ¿Cuánto tarda un viaje a Marte?


    Si se efectúa el lanzamiento en un momento apropiado de acuerdo a las posiciones de Marte y la Tierra, puede tener una duración de seis meses. Normalmente las sondas automáticas que son lanzadas cubren su recorrido en este tiempo. Una nave tripulada tardaría además otro tanto para regresar. A esto habría que sumarle el tiempo de estancia en el planeta


    ¿Qué es el Tiempo Universal ?


    Es la hora en base al Meridiano de Greenwich, Inglaterra. Este tiempo es utilizado en mediciones de tipo científico, como las observaciones astronómicas, permitiendo así el reconocer fácilmente los tiempos en que se realizan ciertos estudios.
    El Tiempo Universal Coordinado, como realmente se le denomina, es coordinado por el Buró Internacional de Pesos y Medidas de Sevres, Francia y esta sincronizado a una décima de milisegundo de precisión. Usted puede escuchar el TUC en banda de onda corta transmitido por la WWV desde Fort Collins, Colorado, USA. Transmite en las frecuencias de 2.5, 5, 10, 15 y 20 MHz y anuncian la hora cada minuto.


    ¿Puede un planeta salirse de su órbita?


    No. La única causa por la que un planeta podría alterar su órbita sería la de un impacto de un cuerpo de gran masa, lo cual es poco factible.
    Las órbitas planetarias pueden semejarse a carriles cerrados donde, aunque hay pequeñas oscilaciones de trayectoria por las atracciones de otros planetas, se mantiene la ruta orbital. Es durante el origen del Sistema Solar cuando pueden haberse dado mayores interacciones entre los planetas en proceso de formación.
    ¿Cuánto mide el Sol, la Tierra y la Luna?


    El Sol mide 695.000 km, la Tierra mide 6.378 km y la Luna mide 1.737 km.


    ¿Cómo se formó el Sistema Solar?


    El Sistema Solar está formado por una estrella central, el Sol, los cuerpos que le acompañan y el espacio que queda entre ellos. Es difícil precisar el origen del Sistema Solar. Los científicos creen que puede situarse hace unos 4.600 millones de años, cuando una inmensa nube de gas y polvo se contrajo a causa de la fuerza de la gravedad y comenzó a girar a gran velocidad, probablemente, debido a la explosión de una supernova cercana. La mayor parte de la materia se acumuló en el centro. La presión era tan elevada que los átomos comenzaron a partirse, liberando energía y formando una estrella. Al mismo tiempo se iban definiendo algunos remolinos que, al crecer, aumentaban su gravedad y recogían más materiales en cada vuelta. También había muchas colisiones. Millones de objetos se acercaban y se unían o chocaban con violencia y se partían en trozos. Los encuentros constructivos predominaron y, en sólo 100 millones de años, adquirió un aspecto semejante al actual. Después cada cuerpo continuó su propia evolución


    .¿Qué son las Nebulosas?


    Las nebulosas son objetos de forma irregular y de aspecto nuboso al ser observados. Existen diferentes tipos de nebulosas: de emisión, de reflexión, planetarias y oscuras. Las más comúnmente observadas son las de reflexión y emisión. Las planetarias suelen ser poco brillantes y las oscuras son las típicas manchas sobre la Vía Láctea, por ejemplo, como el "Saco de Carbón" al este de Crux, perfectamente observable a simple vista en lugares oscuros.

    ¿Que son los Cuasares?


    Los Cuásares son objetos lejanos que emiten grandes cantidades de energía, con radiaciones similares a las de las estrellas. Los Púlsares son fuentes de ondas de radio que vibran con periodos regulares. Se detectan mediante radiotelescopios.

    La palabra Cuásar es un acrónimo de quasi stellar radio source (fuentes de radio casi estelares).
    Se identificaron en la década de 1950. Más tarde se vio que mostraban un desplazamiento al rojo más grande que cualquier otro objeto conocido. La causa era el efecto Dopler, que mueve el espectro hacia el rojo cuando los objetos se alejan. La palabra Púlsar significa pulsating radio source, fuente de radio pulsante. Se requieren relojes de extraordinaria precisión para detectar cambios de ritmo, y sólo en algunos casos.
    El primer Cuásar estudiado, 3C 273 está a 1.500 millones de años luz de la Tierra. A partir de 1980 se han identificado miles de cuásares. Algunos se alejan de nosotros a velocidades del 90% de la de la luz.
    Se han descubierto cuásares a 12.000 millones de años luz de la Tierra. Ésta es, aproximadamente, la edad del Universo. A pesar de las enormes distancias, la energía que llega en algunos casos es muy grande, equivalente a miles de galaxias.
    ¿Que son las Estrellas Variables?


    Son Estrellas cuyo brillo cambia. Se distinguen dos grandes familias de estrellas variables: Las Variables Intrínsecas cuya luz varía debido a pulsaciones de sus capas externas, y Variantes Eclipsantes. Uno de los tipos más importantes de estrellas variables son las llamadas Cefeidas, estrellas masivas que estan evolucionando hacia la fase de supergigante roja y sufren una inestabilidad que las hace pulsar. Estas estrellas poseen una estrecha correlación entre el periodo de pulsación y su luminosidad lo que las hace ser excelentes indicadores de distancia.
    ¿Qué es un Día Sideral?


    El día sideral es el tiempo transcurrido entre dos pasos sucesivos de una estrella por el meridiano del lugar y su duración coincide con el periodo de rotación terrestre. El día solar verdadero es el tiempo que separa dos pasos consecutivos del centro del Sol por el meridiano del lugar (su duración es de 24 horas). El Sol llega al sur aproximadamente cada día a las 12 horas del mediodía, pero una estrella llega a la misma posición cada día cuatro minutos antes que el Sol, y debido al movimiento de traslación el día solar verdadero es unos 4 minutos más largo que el sideral.


    ¿Si en el perihelio, es decir en enero, estamos tan cerca del Sol, entonces por que hace frío en Canada o Estados Unidos?


    En efecto en Enero la Tierra se haya en su punto más cercano al Sol, perihelio, al contrario de lo que se cree. El afelio tiene lugar en Julio. En principio el que haga frío es relativo, puesto que es invierno en el hemisferio Norte, pero es verano en el Hemisferio Sur. De todas maneras el poder calorífico de los rayos solares no se debe a la distancia a la que nos encontramos del Sol sino al ángulo con el que los rayos solares inciden sobre la Tierra. En Julio para el hemisferio Norte inciden de manera casi perpendicular, por tanto calientan más. En este mismo mes en el hemisferio Sur inciden de forma oblicua y el calentamiento es menor. En Enero ocurre de forma inversa.


    ¿A que se llama Afelio?


    Es el punto más alejado del Sol en la órbita elíptica de un planeta, asteroide o cometa periódico. A principios de julio, en el afelio, la Tierra dista unos 150.000.000 Km del Sol, mientras que a comienzos de enero, en el perihelio o punto de su órbita más cercano al Sol, se encuentra a unos 5.000.000 de kilómetros más cercano al Sol.


    ¿Qué es el Cenit y Nadir?


    Se llama Cenit al punto más alto en el cielo, que es la intersección de la prolongación de la vertical del lugar con la esfera celeste; al punto opuesto, siguiendo la vertical pero hacia abajo, se lo conoce como Nadir. Las estrellas están tan lejos, que se las puede considerar para los efectos de descubrir el cielo, como si estuvieses a una distancia infinita, situada sobre una esfera de radio infinito. El plano del horizonte del lugar divide a la esfera celeste en dos partes iguales, la superior que está visible y la inferior que permanece oculta


    ¿Qué es la contaminación lumínica?


    La maravillosa visión nocturna de nuestro firmamento está en peligro. La creciente iluminación de los pueblos y ciudades de Chile, amenaza con dejarnos sin un recurso de nuestro país. Además de impedirnos uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza. Toda aquella luz que no es aprovechada, debido a que: 1.- El has luminoso NO es dirigido hacia abajo, sino hacia los lados o hacia arriba. 2.- La luz tiene algunos colores que el ojo humano no percibe, por ejemplo el ultra violeta, pero que si detecta los instrumentos astronómicos. Esta luz (energía) es derrochada. La luz escapa rumbo al cielo y hacen que las estrellas queden ocultas a hombres y telescopios.


    ¿Cuales son los planetas Jovianos?


    Los planetas terrestres nacieron y viven en las proximidades del Sol, donde la radiación de éste es capaz de derretir el helio. A la distancia que está Júpiter del Sol, 5,2 U.A.,(Unidades astronómicas) la radiación solar nunca fue suficiente para derretir los hielos de agua, metano, amoniaco anhídrido carbono, que recubrían a los granos de polvo que constituían la nebulosa solar primitiva. Los planetas jovianos son Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, están compuestos principalmente de gases.


    ¿Cuales son los planetas Terrestres?


    Mercurio, Venus, la Tierra y Marte son los cuatro planetas interiores del sistema solar. Comparten muchas características comunes, las más importantes son sus tamaños, densidades y posiblemente sus composiciones químicas. Venus y la Tierra tienen dimensiones, masas y densidades extraordinariamente semejantes, al punto que parecen gemelos. Mercurio es el más pequeño de los cuatro planetas terrestres; Marte con un tamaño ligeramente mayor que la mitad de la Tierra, completa el grupo.


    ¿Qué experimentos sencillos se podrían llevar a cabo en el momento del eclipse?


    º Medir el grado de contaminación de la atmósfera terrestre. Si el eclipse es muy oscuro quiere decir que la atmósfera está muy contaminada. Si es claro y la luna casi no cambia de color quiere decir que la atmósfera está limpia.
    º Medir el tiempo que tarda el eclipse para ver el grado de exactitud de los cálculos astronómicos.
    º Observar el comportamiento de las personas, de los animales y plantas.


    ¿A que se le llama Estrella de Neutrones?


    A una estrella hiperdensa (mil millones de toneladas por centímetro cúbico) que está compuesta por un gas de neutrones degenerados. Representa el estado final de una estrella de masa mayor que 8 masas solares. Las estrellas llegan a este estado después de pasar por una fase explosiva conocida como supernova. En sus inicios una estrella de neutrones rota muy rápidamente y emite pulsos de radiación electromagnética que la llevan a ser conocida como Pulsar.


    ¿Qué es un Espectro?


    Es la relación entre la intensidad de radiación y la longitud de onda emitida por un cuerpo celeste. Las condiciones físicas de un objeto determinan que emite ondas electromagnéticas de distinta intensidad en cada longitud de onda. Se llama espectro a una representación parcial de la intensidad en función de la longitud de onda es sinónimo de calor. En general el espectro óptico posee una componente sobre la cual se aprecian líneas de absorción (líneas de Fraunhofer)o de emisión. La manera más tradicional de visualizar el espectro de una estrella es descomponer la luz en un prisma en colores del arcoiris.


    ¿Qué es un Agujero Negro?


    Un agujero negro es un cuerpo celeste con un campo gravitatorio tan fuerte que ni siquiera la radiación electromagnética puede escapar de su proximidad. Un campo de estas características puede corresponder a un cuerpo de alta densidad con una masa relativamente pequeña -como la del Sol o menor- que está condensada en un volumen mucho menor, o a un cuerpo de baja densidad con una masa muy grande, como una colección de millones de estrellas en el centro de una galaxia. Es un “agujero” porque las cosas pueden caer, pero no salir de él, y es negro porque ni siquiera la luz puede escapar. Otra forma de decirlo es que un agujero negro es un objeto para el que la velocidad de escape es mayor que la velocidad de la luz, conocido como el último límite de velocidad en el universo. Un agujero negro es un objeto que tiene tres propiedades: masa, espín y carga eléctrica. La forma de la material en un agujero negro no se conoce, en parte porque está oculta para el universo externo, y en parte porque, en teoría, la material continuaría colapsándose hasta tener radio cero, punto conocido como singularidad, de densidad infinita, con lo cual no se tiene experiencia en la Tierra.


    ¿Que son las Nebulosas Planetarias?


    La mayoría de las nebulosas, juegan el papel de matriz de las estrellas. Cuando una estrella como el Sol se convierte en una gigante roja, entra en una breve fase en la que expulsa sus capas exteriores, las cuales se revelan como una fina concha de gas a su alrededor. Aunque los astrónomos del siglo XIX observaron que algunas tenían la forma y el color de los planetas Urano y Neptuno, por lo que las llamaron Nebulosas Planetarias, ahora sabemos que estas nebulosas no tienen nada que ver con los Planetas.


    ¿Por qué caen las estrellas?


    Las estrellas no caen. Lo que vemos realmente es una pequeña partícula sólida llamada meteorito, normalmente del tamaño de un fríjol que, al penetrar en la atmósfera de la Tierra a velocidades entre 50 y 70 km/seg. se incendia por la fricción, siendo posible ver un trazo luminoso en el cielo. Los meteoritos son residuos materiales de los cometas y cuando la frecuencia de su visibilidad es mayor a 20 por hora, se considera una lluvia meteórica.


    ¿De qué color es el Sol?


    Considerando la temperatura promedio de la fotósfera solar en 6050 K, el Sol emite en su pico principal de energía en el verde, muy próximo al amarillo. Ningún cuerpo emite toda su energía en un solo sector del espectro visible o electromagnético. La curva de emisión de radiación, principalmente de las estrellas, se compara con la que produciría un cuerpo negro (perfecto emisor). La cúspide de la curva puede ubicarse en una longitud de onda determinada, como en el caso del Sol que se encuentra en 550 nm o en el verde-amarillo. Sin embargo, esta curva nos indica que el Sol emite en todos los colores incluyendo las regiones del ultravioleta y rayos X hacia la derecha y el infrarrojo y las ondas de radio hacia la derecha.


    ¿Que forma tiene el Universo?


    Según los últimos hallazgos sobre el Universo efectuados en 1998 en relación a la expansión acelerada, la forma del Universo sería equivalente a la de una curvatura negativa, o algo similar a la superficie que vemos en una silla de montar. Se aclara que esto es una hipótesis aún. Sin embargo, de acuerdo a los últimos estudios hechos en el año 2000 por BOOMERANG, el Universo sería plano en tres dimensiones. Esto parece ser una contradicción con la Relatividad. Sin embargo, el espacio-tiempo se curvaría "localmente" donde existiera materia, no siendo la masa total del Universo suficiente para curvarlo como una entidad


    ¿Qué es el viento solar?


    Es el flujo continuo de partículas que tiene nuestra estrella hacia el medio ambiente interplanetario. El viento solar tiene velocidades que van de 450 km/seg hasta 750 km/seg en lo que se llaman corrientes de alta velocidad y que fluyen principalmente de los hoyos coronales y los polos del Sol. El viento solar fue el agente fundamental para despejar al Sistema Solar de los restos de la nebulosa donde se formó hace cinco mil millones de años. Las corrientes de alta velocidad de viento solar ocasionan perturbaciones geomagnéticas en nuestro planeta, regularmente cuando un hoyo coronal ecuatorial esta posicionado frente a la Tierra. El viento solar también ocasiona en los cometas un fenómeno conocido como "evento de desconexión", que significa la pérdida de la cola de iones o gas del cometa que tiene una orientación en polaridad. Al llegar al cometa viento solar de diferente polaridad, arrastra con él la cola del cometa y ésta es reemplazada por una nueva con el siguiente orden de polaridad.


    ¿Por qué un eclipse lunar siempre ocurre en Luna llena?


    Por que se requiere que estén alineados el Sol, la Tierra y la Luna para que ésta última penetre en el cono de sombra que proyecta la Tierra en el espacio. Al encontrarse en tal posición, vista desde la Tierra, todo el hemisferio de la Luna se encuentra iluminado por el Sol en la fase que se conoce como plenilunio o luna llena. De igual forma, un eclipse solar sólo ocurre cuando la Luna se encuentra en fase nueva. Podríamos pensar que cada plenilunio o novilunio debería ocurrir su correspondiente eclipse lunar o solar. Esto no se da porque la órbita de la Luna se encuentra inclinada con respecto a la órbita de la Tierra en torno al Sol por cinco grados. Esto es suficiente para que normalmente la Luna se traslade sobre o bajo tanto el cono de sombra de la Tierra o el Sol.


    ¿Cuál es la luna más grande que hay?


    El satélite natural más grande que se conoce es Ganymedes, orbitando en torno al planeta Júpiter. Tiene un diámetro de 5-260 km. Durante muchos años se calculó que Titán, satélite natural de Saturno, era el mayor satélite natural, pero las mediciones eran imprecisas por la densa atmósfera del cuerpo. Los registros efectuados por las naves Voyager permitieron determinar que Ganymedes es mayor. Titán tiene 5.150 km de diámetro en el cuerpo sólido y 5.550 km de diámetro hasta la parte superior de su atmósfera

     

     

     

     

     



  • Home
  • Quienes Somos
  • Cuestionarios
  • Comentarios
  • Galería
  • Documentos
  • Contacto


  • Estadisticas Gratis